Jefe de la Policía Orteguista, Francisco Díaz, debería ser procesado por «confesión», según la CPDH

Según Marcos Carmona de la CPDH "los paramilitares son criminales, porque son ellos los que asesinaron al pueblo de Nicaragua, tanto los policías como los paramilitares, que hoy reconoce que son policías, deberían estar abriéndoseles proceso".

El comisionado general Francisco Díaz, director de la Policía Orteguista y consuegro de Daniel Ortega. LA PRENSA/ TOMADA DE EL 19

El comisionado general Francisco Díaz, director de la Policía Orteguista y consuegro de Daniel Ortega. LA PRENSA/ TOMADA DE EL 19

El jefe de la Policía de Orteguista, Francisco Díaz, «debería ser el primer procesado» por las cientos de muertes de civiles y policías en las protestas contra el régimen de Daniel Ortega, tras «confesar» que sus agentes actuaron «encubiertos» en ataques armados contra los manifestantes, dijo este martes la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

Díaz afirmó a un medio comunicación noruego que «muchos de ellos, que andaban de civil, no eran policías voluntarios, eran nuestros policías profesionales, la mayoría eran policías y profesionales en trabajos encubiertos».

Le puede interesar: Cenidh denuncia a jefe de la Policía Orteguista Francisco Díaz

La CPDH condenó las medidas tomadas por la Policía Orteguista y él debería ser el primer procesado», dijo el presidente ejecutivo de la CPDH, Marcos Carmona.

A juicio de Carmona, Díaz confesó que los agentes policiales y los civiles conocidos como «paramilitares» o «parapolicías», son «criminales, porque son ellos los que asesinaron al pueblo de Nicaragua, tanto los policías como los paramilitares, que hoy reconoce que son policías, deberían estar abriéndoseles proceso».

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la violencia en las protestas de Nicaragua, que atribuye a «la represión» del Gobierno, ha dejado al menos 325 muertos desde el estallido social de abril, aunque defensores locales de derechos humano elevan la cifra a 561, mientras que el Ejecutivo sólo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.

Lea además: Francisco Díaz premia al policía responsable de la masacre de Las Jagüitas

En julio pasado el Gobierno de Estados Unidos aplicó la Ley Magnitsky al jefe policial Díaz, por «graves abusos de los derechos humanos contra el pueblo de Nicaragua», cuando era el segundo al mando en la institución tras la exjefa Aminta Granera, aunque el jefe supremo de la Policía es Ortega.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: