Régimen de Daniel Ortega busca “subsanar” problema de liquidez con dinero del BCN

Estos títulos de deuda serán colocados en el Banco Central de Nicaragua y este le facilitará flujo financiero al Ejecutivo, lo que le permitirá al régimen de Daniel Ortega oxigenar temporalmente sus debilitadas finanzas.

La caída de los ingresos fiscales, como consecuencia del impacto de la crisis sociopolítica, tiene en apuros al régimen de Daniel Ortega. laprensa/archivo

Ante la creciente urgencia de subsanar necesidades temporales de flujos de caja, el Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP) anunció ayer la creación de Títulos Valores Gubernamentales, denominados “Letras de Tesorería”, por un monto aún por determinar por parte del Comité de Operaciones Financieras.

Estos títulos de deuda serán colocados en el Banco Central de Nicaragua y este le facilitará flujo financiero al Ejecutivo, lo que le permitirá al régimen de Daniel Ortega oxigenar temporalmente sus debilitadas finanzas.

Lea: Las mentiras de Iván Acosta, el ministro de Hacienda y Crédito Público

Esta operación se realizará basada en el artículo 62 de la Ley Orgánica del Banco Central de Nicaragua, la cual establece que el máximo emisor bancario no podrá conceder crédito directo o indirectamente al Gobierno de la República para suplir deficiencias de sus ingresos presupuestarios, pero permite suplir necesidades financieras de caja de manera temporal, a través de la adquisición de valores de corto plazo.

“Para subsanar necesidades temporales de caja que se presenten durante el ejercicio presupuestario, el Banco Central podrá descontar valores emitidos por el Gobierno por un monto no mayor del diez por ciento del promedio de los ingresos tributarios recaudados por el gobierno en los últimos dos años inmediatamente anteriores al año de la solicitud”, indica el artículo.

Lea:Fracasa venta estatal de los bonos en euros

Los títulos o letras de corto plazo deberán pagarse al BCN antes que termine este año, es decir, antes que concluya el periodo de ejecución del gasto público mediante pagos cuotas mensuales.

Sobre las tasas que deberá pagar el Gobierno al BCN, el artículo de ley que rige esta operación financiera señala que deberá ajustarse a las tasas de mercado, o sea, a las tasas ponderadas que aplican los bancos a los créditos comerciales.

De hecho, en el artículo 1 del acuerdo ministerial emitido por Hacienda y publicado ayer en La Gaceta se deja claro que “los valores emitidos por el presente acuerdo, se entregarán al BCN de conformidad con el artículo 62 de la Ley número 732, Ley Orgánica del Banco Central de Nicaragua”.

Ante la caída de los ingresos por la recesión económica, esta sería la primera vez en años que Hacienda se ve forzada a usar este mecanismo de financiamiento de corto plazo.

Según la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), “es posible que esta emisión sea temporal, mientras empiecen a gestarse los efectos de la reforma tributaria. Si la reforma no brinda los rendimientos suficientes, esta medida podría continuar utilizándose, traduciéndose en un aumento de la deuda interna”.

“El gobierno necesita pagar planilla y cubrir otras necesidades mientras entra en vigencia y comienza a rendir la reforma tributaria. Pero en la práctica, el hueco aparece por la caída en los ingresos fiscales”, señala un economista que explica el por qué Hacienda recurre a este mecanismo de financiamiento.

Lea:Ministro de Hacienda: se retomó la senda del crecimiento económico en Nicaragua

Plazo no más de un año

Estas letras de Hacienda no son negociables ni transferibles, según se lee en el decreto ministerial 002-2019, publicado en La Gaceta del 5 de febrero de 2019. El plazo no será mayor a un año.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: