Justicia orteguista usa las mismas pruebas para condenar por «terrorismo» a padre e hijo

Un joven es procesado de terrorismo y entorpecimiento de servicios públicos cuando tiene problemas lumbares y verticales y apenas puede caminar.

Un joven es procesado de terrorismo y entorpecimiento de servicios públicos cuando tiene problemas lumbares y verticales y apenas puede caminar. Su padre ya fue condenado con las mismas pruebas y por los mismos delitos.

Jony Leiva Tinoco, de 24 años y originario del departamento de Jinotega, es procesado por terrorismo y entorpecimiento de servicios públicos. Leiva tiene problemas lumbares y verticales y apenas puede caminar. Así quedó comprobado este martes 5 de febrero en la audiencia inicial.

Estos padecimientos los sufre desde hace tres años tras un accidente en motocicleta; no obstante es acusado de participar junto a un grupo, liderado por Félix Picado, de poner tranques en Jinotega.

“Es una cuestión (su participación) un poco creíble e irrisoria porque él tuvo un accidente que está debidamente demostrado, hay epicrisis, hay fotografías, desde hace tres años sufrió un accidente en motocicleta (y) eso lo ha dejado incapacitado para valerse por sí mismo. El día que fue detenido hasta ese momento estaba recibiendo atención de sus familiares, quienes lo vestían y quienes le asistían hasta en la suministración de alimentos y medicación”, mencionó el doctor Julio Montenegro, abogado de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

Leer la nota completa aquí: Un joven que apenas camina es acusado de terrorista en Nicaragua