Régimen orteguista promete agua para el verano

La Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados Sanitarios explicó que gracias a las buenas precipitaciones, los cuerpos de agua no mermaron su nivel

Abastecimiento de agua

La escasez de agua es más crítica en el Corredor Seco de Nicaragua, donde las familias buscan fuentes de agua superficiales. LAPRENSA/ARCHIVO

Con la llegada de la estación seca los problemas de escasez de agua empiezan a agudizarse; sin embargo, la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) aseguró que en este verano se podrá abastecer a la población.
No obstante, ambientalistas han explicado que la recarga de los acuíferos no solo depende de la cantidad de precipitaciones, ya que corresponde a un conjunto de acciones de gestión ambiental.

El problema del agua pasa por la deforestación, el cual sigue siendo uno de los talones de Aquiles en el país. El ambientalista Jaime Íncer Barquero ha mencionado en diversas ocasiones que al desaparecer el bosque se está perdiendo agua, pues no permite la infiltración de la lluvia, que se pierde por escorrentías.

Enacal explicó en noviembre pasado a medios oficialistas que desde 2014 mantienen un monitoreo de fuentes superficiales y subterráneas, de estas últimas se abastece más del 90 por ciento de la población.

Lea también: Calvario por falta de agua en varias zonas de Nicaragua

El monitoreo se centra en 13 principales fuentes hídricas del país. Se cuentan con seiscientos pozos, de estos, el 70 por ciento (420) son monitoreados cada quince días, explicó Enacal. Reynaldo Castaño, gerente de Operaciones de Enacal, sostuvo ante medios oficialistas que en este verano existe suficiente abastecimiento de agua y que el nivel de las fuentes subterráneas, en general, no registró descenso. Asimismo, dijo que en algunos lugares, no precisó cuáles, se logró recuperaciones importantes del nivel de agua, pero en otros fue leve.

Sergio Gámez, miembro de la Red de Agua y Saneamiento de Nicaragua (Rasnic), explicó que la gestión de los recursos hídricos es integral y que la Autoridad Nacional del Agua (ANA) es la que debe, por mandato de ley, contar con los balances hídricos de las subcuencas del país.

Uno de los ejemplos que brindaron las mismas autoridades de Enacal en el 2018 fue que la laguna de Asososca tuvo un aumento de treinta centímetros, hecho que fue reportado como uno de los mejores niveles en más de cuatro años.
Según declaraciones de Castaño, ese incremento significa 2.1 millones de metros cúbicos , con lo que se podría abastecer a más de 450 mil personas. Además, especificó que el nivel normal del acuífero es de 34.1 metros sobre el nivel del mar y que con la recuperación alcanzó 34.7 metros.

Puede leer: Escasez de agua es un problema “crónico” en Nicaragua

No obstante, Ruth Herrera, expresidenta de Enacal, explicó que puede ser que Asososca haya recuperado centímetros, pero se debe advertir que con la llegada de la estación seca persiste el aumento del nivel de evaporación de las fuentes superficiales y subterráneas.

 Enacal o ANA deberían mostrar cuál es el resultado del monitoreo que hicieron durante la estación seca y lluviosa, además de las fechas del balance hídrico sobre el cual afirmaron que se están recuperando las fuentes de agua, replicó Herrera.

A nivel rural persisten fuentes de agua que en febrero están reducidas y probablemente en los siguientes meses, los más secos del año, podrían verse afectadas, advirtió.
Opciones paliativas

Enacal ha resuelto en múltiples ocasiones el desabastecimiento del agua potable en los barrios de los diferentes departamentos del país mediante pipas. Sin embargo, el problema de la escasez del vital líquido es estructural, apuntó Herrera.

Destacó que persiste el problema de la pérdida de masa boscosa (en la década del 2005-2015 se perdió un poco más de un millón de hectáreas de bosque), a este se suma el crecimiento de la población, que a su vez implica mayor demanda.

 Prometen más inversión

Para este año, la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados Sanitarios (Enacal) se ha proyectado instalar 88, 177 nuevas conexiones de agua potable y 143,646 nuevas conexiones de alcantarillado sanitario.
Estos proyectos se realizan en medio de una crisis sociopolítica que ha sacudido al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Lea además: Escasez de agua en Nicaragua tiene solución

Mientras tanto, las instituciones, siguiendo su línea partidaria, se han dado a la tarea de continuar con su planificación de proyectos de largo alcance, obviando la situación de inestabilidad política e inconformidad social por parte de la población que sigue demandando la salida de Ortega del poder.

Enacal es una de las instancias que ha sufrido fuertes reclamos por parte de la población debido al eterno problema de escasez de agua, situación que se intensifica en el campo, donde los pozos sufren el embate del cambio climático y la deforestación.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: