CIDH denuncia escalada de represión contra la prensa y patrón de detenciones ilegales en Nicaragua

El organismo internacional aesguar que ha recibido con preocupación el aumento de las denuncias de malos tratos y castigos físicos contra los presos políticos en la Cárcel La Esperanza y el Sistema Penitenciario Nacional, La Modelo

periodistas

El Canal 100% Noticias está censurado y confiscado por la dictadura con su Policía. LA PRENSA/ARCHIVO/EFE

Una escalada de ataque a la prensa, la censura y clausura de medios de comunicación, así como detenciones arbitrarias y enjuiciamiento a periodistas en Nicaragua, denunció la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), mediante un comunicado este miércoles. La CIDH, además señaló “la persistencia de un patrón de detenciones arbitrarias e ilegales”.

La CIDH ha documentado las condiciones de detención que violan los derechos de las personas privadas de la libertad y sus familias. Explicó que en las primeras semanas del año, el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) recibió información sobre las detenciones que ocurrieron en el histórico barrio de Monimbó y el barrio Fox, ambos en Masaya. Los detenidos fueron Wilfredo Brenes, Karla y Fernando Escobar Maldonado, Ramón Javier Cerrato y de Keneth Martínez. El 11 de enero en El Jícaro, Nueva Segovia fueron detenidos Jorge García y Salvador Orozco por realizar pintas contra el régimen de Daniel Ortega en letreros públicos, ambos ya están libres.

Estos casos “pone de relieve la gravedad de la persistencia de un patrón de detenciones arbitrarias ininterrumpido en el que la detención preventiva pierde su función cautelar y constituye la regla general para castigar a quienes manifiestan su disidencia con el Gobierno”, expresó el organismo. A la vez, le recordó al Estado que una detención es ilegal cuando se produce fuera de la hipótesis prevista en la ley.

Para Álvaro Leiva, secretario ejecutivo de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), los derechos humanos en Nicaragua son inexistentes.

“El país carece de institucionalidad y respeto hacia la carta magna, a las leyes que promueven garantías ciudadanas, siendo una de ellas que se encarcele a un ciudadano bajo un fundamento legal que lo motive”, explicó. “Hoy en día, un ciudadano que levanta una bandera o emite una libertad de pensamiento es reprimido, encarcelado sin una orden judicial emanada por un poder independiente, soberano en el ejercicio de su función como administrador de justicia”, expresó el defensor de derechos humanos.

Lea también: Policía Orteguista cierra 100% Noticias y secuestra a su director, Miguel Mora

Asimismo, el organismo internacional ha recibido con preocupación el aumento de las denuncias de malos tratos y castigos físicos contra los presos políticos en la Cárcel La Esperanza y el Sistema Penitenciario Nacional, La Modelo. La CIDH está informada de varios casos, como la agresión que sufrió un grupo de reos políticos el 31 de diciembre por cantar el Himno Nacional. Estos fueron agredidos por «un grupo de antimotines, armados con fusiles de guera AK47, con gas pimienta y con perrros», relató en el comunicado.

Uno de los casos que también preocupa a la CIDH es la situación de la presa política, María Mercedes Chavarría, «que se encuentra con parte importante de su cuerpo paralizada sin que se haya brindado información sobre su estado de salud, ni se haya provisto la atención médica que requiere», expone el organismo internacional en su escrito.

El relator para personas privadas de la libertad, comisionado Joel Hernández, expresó, mediante el pronunciamiento,  que “las condiciones de reclusión deben tener en cuenta el especial deber de protección del Estado con la integridad y salud de las personas recluidas”. Añadió que «el Estado de Nicaragua debe modificar las prácticas en su sistema penitenciario para cumplir con los estándares a los que está obligado”.

Lea además: Cierra el primer periódico impreso en Nicaragua por obstáculos a sus materias primas

Permanece ocupación de medios y retención de papel a diarios

Después de mes y medio del allanamiento de la Policía Orteguista (PO) al canal 100% Noticias, los agentes aún mantienen control de las plantas y equipos de las redacciones del Canal, además del semanario Confidencial, cuyo director, Carlos Fernando Chamorro está en el exilio por amenazas.

La CIDH también resaltó que el Canal 12 ya no transmite los programas “Esta Semana” y “Esta Noche”, también producidos por Chamorro. Asimismo, destacó que «las autoridades mantienen retenidas en la aduana las importaciones de papel realizadas por el diario LA PRENSA, el histórico diario La Prensa, que publicó su portada en blanco como una forma de denunciar este nuevo mecanismo de censura, mientras que anunció el inminente cierre de su edición papel debido a la medida», expresaron.

Más de 60 periodistas nicaragüenses  se han exiliado debido a amenazas provenientes de distintos grupos controlados por el Estado. «En paralelo, el Gobierno favorece al duopolio que mantiene el control de la mayor parte de la televisión y la radio en Nicaragua», apuntó la CIDH. Uno de estos grupos están bajo el dominio de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

 

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: