Negocio de los agroquímicos en su peor momento

Según cifras del Banco Central, las importaciones de fertilizantes, urea, insecticidas, semillas, medicamentos veterinarios y agroquímicos se contrajeron fuertemente de enero a noviembre 2018

Joaquín Solórzano Lanzas, presidente de la Asociación de Cafetaleros de Matagalpa (Asocafemat) coincidió al apuntar que en esta cosecha “la mayoría (de productores) trabajó con pérdidas. LA PRENSA/ARCHIVO

Si con la crisis sociopolítica la venta de insumos agropecuarios se vino al suelo, ahora con la reforma tributaria en camino los rendimientos de la tierra se vendrán abajo ante las dificultades que afrontarán los productores para adquirir los insumos que se encarecerán dado a que se busca quitarle la exención fiscal.

El régimen de Daniel Ortega busca extraer recursos de un negocio que está en crisis. Según cifras del Banco Central, las importaciones de fertilizantes, urea, insecticidas, semillas, medicamentos veterinarios y agroquímicos se contrajeron fuertemente de enero a noviembre 2018.

Esta reducción en la compra de insumos habría sido el resultado de la restricción del financiamiento que sufrió el sector desde que inició la crisis, el pasado 18 de abril.

Lea además: Exportaciones de Nicaragua caen en valor, pero crecen en volumen

Uno de los productos más usado para la producción son los insecticidas que entre enero y noviembre del año pasado su compras en valor fueron por 81.7 millones de dólares, mientras que en igual lapso en el 2017 fue de 99.8 millones de dólares, lo que significa una merma de 18.1 por ciento.

Contracción de la cartera agrícola

Datos del sistema financiero indican que la cartera agrícola hasta noviembre se redujo 2.1 por ciento, con respecto al mismo lapso del año 2017. En términos absolutos, esta cartera perdió 308.9 millones de córdobas.

La cartera ganadera por su parte sufrió una caída de 8.7 por ciento, equivalente a una merma de 303 millones de córdobas.

A la luz de la situación de las importaciones de agroquímicos, el economista Alejandro Aráuz señala que las perspectivas para este año en el sector agropecuario no son alentadoras.

“Hay que destacar que el sector agropecuario en un 45 por ciento abastece al sector urbano de alimento, pero en el mismo sector en un 80 por ciento se auto abastece, es decir que el efecto (con la reforma fiscal) va a ser bastante grave, tomando en cuenta que tampoco habrá financiamiento, entonces cómo se va a producir”, dijo.

Puede leer: Temen caída de exportaciones nicaragüenses por reformas

Recientemente Guillermo Jacoby, presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN) sostuvo que con la aplicación de la reforma fiscal el sector exportado recibiría una estocada, ya que muchos insumos agrícolas y ganaderos fueron gravados, por lo que los productores se verán forzados a comprar menos y, por ende, impactará en los rendimientos.

Lo que concuerda con el informe de Coyuntura presentado por la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), que detalla que este año la economía caerá entre 7.3 y 10.9 por ciento, la inflación subirá 7.2 por ciento, además se espera menores niveles de producción agrícola lo que afectará la disponibilidad de alimento.

Aráuz añadió que la reforma fiscal además provocará una caída en las exportaciones, uno de los pilares de la economía.

También: Exportaciones nicaragüenses en riesgo por las sanciones

“Esto va afectar las exportaciones, porque el rendimiento de la producción disminuiría por falta de financiamiento, aparte no se sabe cómo va ser a el invierno, si bueno o malo, además la demanda interna se contrae porque las importaciones van a reducirse, va ser un golpe duro para este sector”, dijo.

José Ángel Buitrago, presidente de la Asociación de Exportadores de Café (Excan) manifestó que de aprobarse la reforma la situación sería gravísima, porque le aplicarían impuesto a los agroquímicos.

“Es gravísimo porque los insumos agropecuarios son esencial en la productividad, el cultivo depende los insumos preventivos para enfermedades como la roya y la broca para mantener sanas las plantas, sin esos producto habría una baja considerable en la producción total”, dijo Buitrago.

Cuando se anunció la iniciativa de la reforma a la Ley Tributaria, la Asociación de Exportadores de Café de Nicaragua (Excan) advirtió que la medida “tendría un impacto devastador a la economía nacional” y que en el caso específico del sector cafetalero se pone en riesgo 450 millones de dólares anual en exportación.