Reporteros Sin Fronteras: «gremio periodístico está muy estigmatizado» en Nicaragua

El periodismo en Nicaragua "está muy estigmatizado", expuso Reporteros Sin Fronteras en su informe anual.

El periodismo ha sido asediado y maltratado por las fuerzas de choque del gobierno y la policía, durante la cobertura de esta crisis socio-política en Nicaragua.  LA PRENSA/Roberto Fonseca 

El gremio periodístico en Nicaragua “está muy estigmatizado”, los reporteros suelen ser víctimas de campañas de acoso, detenciones arbitrarias y amenazas de muerte; el periodista Ángel Gahona fue asesinado mientras informaba por medio de un Facebook Live, el 21 de abril de 2018. Todo esto forma parte de las conclusiones a las que llegó Reporteros Sin Fronteras (RSF) en su informe anual presentado este viernes.

Nicaragua ocupa el puesto 90 entre 180 países que son evaluados en materia de libertad de prensa, su posición bajó dos puntos en comparación con 2017, que se situaba en el número 92.

Pese a que la escalada contra el periodismo independiente ha sido más evidente desde el estallido de abril, el informe señaló que las elecciones del régimen de Daniel Ortega estuvieron “marcadas por una serie de ataques contra los medios de comunicación nicaragüenses, sobre todo independientes y de oposición”, se lee en el documento.

Eddy López, periodista del Diario LA PRENSA, estuvo en la presentación del informe y expuso la actual situación por la que atraviesa el ejercicio del periodismo en Nicaragua. López expresó que “no se puede ejercer el periodismo en Nicaragua. La libertad de prensa está siendo asesinada en mi país”, dijo.

El periodista destacó la quema de Radio Darío, en León, y habló sobre su propia experiencia: “(…) a mí me han roto los cristales del coche, me ha vigilado constantemente la policía secreta, me han robado mi material de trabajo y dos personas armadas me advirtieron de que dejase de informar sobre lo que estaba pasando en mi país”, expresó López.

En la exposición de país hacen un recuento de todos los abusos contra la libertad de expresión que ocurrieron en el contexto del estallido social, lo que pasa por encarcelamientos, censura, intimidación y agresiones físicas. Más de 60 periodistas se han exiliado debido a las amenazas recibidas.

Lea también: Otro castigo de la dictadura a los medios de comunicación impresos

Periodismo bajo asedio

En el informe de país sobre la libertad de prensa 2018 de Reporteros Sin Fronteras (RSF), se recordó que la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y RSF, en agosto de 2018, demandaron al régimen de Daniel Ortega el cese de la violencia, así como que se investigaran y sancionaran las agresiones, y se respetara el cumplimiento de las medidas cautelares reclamadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a periodistas y sus familiares.

A cinco meses del pronunciamiento de ambas organizaciones, unos sesenta periodistas están en el exilio por amenazas y dos están en la cárcel. Carlos Fernando Chamorro, director del Semanario Esta Semana y Esta Noche, se exilió en Costa Rica, mientras Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau, del Canal 100% Noticias —también clausurado por el régimen—, están siendo procesados judicialmente.

Las dos organizaciones consideraron que la libertad de prensa se halla bajo un claro acoso por parte de autoridades y agencias policiales. También señalaron que la responsabilidad política y jurídica de esta regresión en el ejercicio de las libertades corresponde en términos políticos, jurídicos e históricos al regimen orteguista.

Eddy López (izquierda), periodista de LA PRENSA, expuso la situación en Nicaragua. LA PRENSA/Cortesía

Lea además: Daniel Ortega “va con todo” contra los críticos y medios de comunicación independientes

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: