Muere Miriam Argüello, expresidenta de la Asamblea Nacional de Nicaragua

Argüello, quien cumpliría 92 años el próximo 22 de febrero, murió la noche del jueves en su casa en las afueras de Managua, según la versión oficial.

Miriam Argüello

Miriam Argüello en una foto de 2015. LA PRENSA/Archivo

Miriam Argüello, expresidenta de la Asamblea Nacional de Nicaragua (1990-1991), falleció este jueves 7 de febrero casi a los 92 años, confirmaron hoy los medios oficialistas del régimen de Daniel Ortega.

Argüello, quien cumpliría 92 años el próximo 22 de febrero, murió la noche del jueves en su casa en las afueras de Managua, según la versión oficial del régimen.

Abogada de profesión, política de ideología conservadora, Argüello fue la primera mujer en presidir la Asamblea Nacional, la que dirigió entre 1990 y 1991, durante el gobierno de Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997), como parte de una carrera como diputada que se extendió por 22 años.

Argüello destacó principalmente como líder del Partido Conservador, hasta que en 2007 se alió con el oficialismo, para ser miembro de la bancada del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en la Asamblea Nacional, un acuerdo que culminó cuando se mostró en desacuerdo con la reelección del presidente Daniel Ortega en 2012.

De la mano de la Alianza Popular Conservadora (APC), Argüello integró la Unión Nacional Opositora (ONU), que bajo el liderazgo de Violeta Barrios de Chamorro logró un triunfo inesperado e histórico en 1990, sobre el principal candidato, Ortega, quien esperaba extender un Gobierno que llevaba 10 años en el poder.

Fue candidata presidencial

No tuvo la misma suerte en 1996, cuando se lanzó como candidata a la presidencia por la APC. En su nota informativa los medios del Gobierno describieron a Argüello como una «aliada» del FSLN, no obstante su renuncia a dicha alianza en 2012 estuvo acompañada de fuertes contradicciones entre las partes.

Lea también: Vida más allá de la Asamblea Nacional

Argüello, una mujer que se caracterizó por su franqueza, afirmó que había declinado una propuesta del FSLN para repetir como diputada sandinista a partir de 2012 porque no estaba de acuerdo con la decisión de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), de interpretar la Ley Electoral en beneficio de la reelección de Ortega.

«No estoy de acuerdo con las actuaciones que ha habido de la Corte Suprema de Justicia (…), para todo aquello que violente le Constitución y la ley, nadie contará con mi voto», dijo Argüello en una oportunidad, cuando afirmó que en 1996 la CSJ ya había «sentado jurisprudencia» al rechazar la reelección consecutiva y una tercer periodo presidencial de una misma persona».

El FSLN sostuvo que su declinación se debió a que había decidido jubilarse, pero Argüello no estuvo de acuerdo. «Cualquier otro funcionario que diga que yo me estoy retirando por jubilación o por edad, no es verdad. Mis capacidades mentales están más lúcidas que cualquiera de los jóvenes que están allí», dijo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: