Denuncian terror y ola de secuestros policiales en León

Fuentes ligadas a la Iglesia católica aseguraron que “León vive bajo un estado de sitio”

Represión a pobladores e León. LA PRENSA/ Eddy López

Desde finales de enero la ciudad de León vive bajo el terror policial, por los constantes secuestros de la Policía Orteguista, según fuentes ligadas a la Iglesia católica que aseguraron que “León vive bajo un estado de sitio”.

“Desde el 23 de enero volvieron los secuestros en León. ¿Y dónde podemos recurrir si la Policía secuestra sin orden judicial? León está bajo terror policial”, aseguró una de las fuentes eclesiásticas que pidió no ser identificada por temor a represalia policial.

Según la fuente, muchas de las personas detenidas no tuvieron nada que ver en tranques durante la jornada cívica que se vivió en Nicaragua entre abril y julio del año pasado, que le costó la vida a entre 325 y 535 nicaragüenses, de acuerdo con datos de las organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales.

“Todos los días hay secuestros en León y la Policía, violentando la ley, detiene sin ningún procedimiento; y ante la falta de organismos de los derechos humanos, ya que los nacionales han sido cerrados y los internacionales expulsados, la gente recurre a los sacerdotes en busca de ayuda, pero no hay estadísticas de los secuestrados ni de la condición de estos”, denunció el exvicecanciller de Nicaragua, José Pallais.

También lea: Nicaragua sufre por secuestros y arrestos ilegales de la Policía Orteguista

Pallais, originario de León, tuvo que huir de la ciudad ante el asedio de paramilitares y policías al servicio del régimen de los Ortega-Murillo.

“Tuve que salir de mi ciudad al ser asediado y amenazado por la Policía todos los días”, denunció.

Harlen Zapata, opositor y miembro del Frente Amplio Opositor (FAD), también huyó de la ciudad universitaria hacia el extranjero porque la Policía Orteguista lo asediaba. Zapata también es directivo del Club Rotario de León.
Otra persona que habló bajo condición de anonimato con LA PRENSA y quien es víctima de persecución, aseguró que tuvo que irse de ese departamento del occidente.

“Yo soy perseguido por participar en las marchas; no tuve más remedio que salir de León”, dijo el ciudadano.

Obispo dice que ora como Moisés

LA PRENSA consultó al obispo de la Diócesis de León, monseñor Bosco Vivas Robelo, sobre los secuestros policiales, pero el religioso respondió que no sabe nada.

“Yo no he salido ahorita. No sé nada. Sos el primero que me lo está informando, voy a indagar haber qué está pasando”, respondió Vivas.

Al consultarle si la Iglesia seguía mediando con la Policía Orteguista por los secuestrados, respondió: “Nosotros estamos mediando con oración, como Moisés con los brazos hacia arriba, pidiendo a Dios misericordia y que nos ayude”.

Porras en Catedral

En relación con las críticas por la presencia de Gustavo Porras en el interior de Catedral de León, donde se celebra la santa eucaristía, para un evento dedicado al Príncipe de las Letras Castellanas, Rubén Darío, el religioso tampoco quiso referirse al tema.

“No tendría nada que agregar a un comunicado que sacó mi oficina de prensa al respecto”, argumentó Vivas. En el comunicado la Catedral se defendió de las críticas justificando que cada año autoridades centrales realizan dicho homenaje a Darío.

Porras es rechazado en León al ser vinculado como uno de los organizadores de los paramilitares que han asesinado y secuestrado en la ciudad durante la represión estatal.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: