Paramilitares y agentes de la Policía Orteguista secuestran a cinco personas en Carazo

Tres caraceños y los hermanos Oscar Danilo y Milton Antonio Moraga Campos fueron trasladados a El Chipote

Álvaro Adán Cortéz, Francisco Javier Hernández y su padre Francisco Hernández Espinoza. LA PRENSA/MYNOR GARCÍA.

Un grupo de policías y civiles armados llegaron la tarde de este sábado a la vivienda de María Magdalena Zelaya en San Marcos Carazo. Zelaya tiene una pequeña pulpería y escuchó que alguien tocó fuertemente a la puerta, pero no abrió y decidió asomarse por la ventana, y observó que policías y civiles armados con pasamontañas intentaban ingresar a la fuerza a la vivienda.

Su yerno, Álvaro Adán Cortéz, de 35 años, es policía y él fue quien decidió recibir a los uniformados y a los paramilitares. Decir que pertenecía a la institución no le sirvió de nada, a él también se lo llevaron.

Los armados sin brindar explicación y sin presentar orden de allanamiento, preguntaban por Francisco Javier Hernández, de 42 años, hijo de Zelaya. En su casa además viven cuatro mujeres y dos niños, quienes al presenciar la escena entraron en pánico.

Le pueden interesar: Paramilitares: la investigación pendiente

Su esposo Francisco Hernández Espinoza, de 68 años, mientras salía de la cocina, fue también secuestrado. A este señor un hombre le puso una pistola en la sien para que obedeciera las órdenes que le orientaban.

Los cuartos de la vivienda fueron requisados y los secuestradores se llevaron tres celulares y dos computadoras que le pertenecen a Francisco Hernández, quien es ingeniero. Su padre, se dedica a la albañilería.

Los tres caraceños fueron trasladados a las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial en Managua, conocida como El Chipote. Hasta el momento se desconoce de qué tipo de delitos están siendo investigados y si han sufrido algún tipo de tortura.

Zelaya expresó que no han podido verlos y que tampoco han podido pasarles comida, sino hasta este lunes que viajen a la capital.

Lea además: Jefe de la Policía Orteguista, Francisco Díaz, debería ser procesado por “confesión”, según la CPDH

Los uniformes de Cortéz, quien labora en el área de Asuntos Juveniles de plaza El Sol, fueron también decomisados.

“Nosotros no somos delincuentes, ni asesinos, hemos sido personas honradas y trabajadoras, tampoco hemos andado en cuestiones de drogas”, dijo la esposa de Cortéz.

Secuestran a hermanos

En el kilómetro 46 de la carretera de San Marcos a Masatepe casi a la misma hora otro grupo de armados dirigidos por el subdirector de la Policía Orteguista (PO), comisionado general Ramón Avellán, secuestró a los hermanos Oscar Danilo y Milton Antonio Moraga Campos. Alrededor de cuarenta personas estaban a su cargo.

Los secuestradores en los dos operativos que realizaron se movilizaban en patrullas de la institución policial y en camionetas particulares. En la propiedad donde viven los hermanos Moraga Campos hay cuatro casas y pertenecen a una sola familia.

Lea también: Francisco Díaz, jefe de la Policía Orteguista, asegura que paramilitares “eran policías profesionales en trabajo encubierto”

Ahí la PO y paramilitares, según los denunciantes, se llevaron dinero en efectivo y varios teléfonos celulares. Nadie pudo grabar la escena del secuestro, porque todos los miembros de esa familia fueron amenazados con fusiles de Ak y escopetas.

Varias mujeres que entraron en defensa de los hermanos Moraga, fueron golpeadas, pero no presentan lesiones visibles. Se presume que los cinco secuestrados participaron de las marchas cívicas en contra del régimen.

Milton, de 51 años, se dedica a la mecánica automotriz y su hermano Oscar, de 48 años, desempeña diferentes tareas para una reconocida familia en San Marcos. Ambos fueron trasladados a las celdas de El Chipote.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: