Tres posibilidades en Venezuela

El primer escenario que avizora Oppenheimer, al que da un 50 por ciento de posibilidad, es que Maduro se vea obligado a convocar elecciones libres

Una mala consejera, Nicaragua

Las aventuras fracasadas del socialismo del siglo 21 y la alianza Alba, creada por Hugo Chávez y Fidel Castro en 2004, unieron los destinos de Venezuela y Nicaragua, o más bien dicho de las dictaduras que oprimen a los pueblos de ambos países. Una condiciona a la otra.

De allí que los más autorizados analistas internacionales estimen que al caer el régimen de Nicolás Maduro, arrastrará en su caída a la dictadura de Ortega y Murillo en Nicaragua. “Venezuela está en la antesala del derrumbe y eso va a ayudar a Nicaragua”, declaró el eminente historiador mexicano Enrique Krauze, a la revista digital nicaragüense Confidencial.

Pero ¿hasta dónde se puede asegurar que la dictadura venezolana está a punto de derrumbarse, o que caerá muy pronto, como se espera con ansias en Venezuela y Nicaragua?

Otro reconocido analista latinoamericano, el periodista Andrés Oppenheimer, considera que la profunda crisis que sufre la dictadura venezolana y la enorme presión internacional que hay sobre ella, indican que su caída es bastante probable pero no la única posibilidad.

En un artículo publicado este 11 de febrero en periódicos de varios países de las Américas, Oppenheimer menciona tres probables desenlaces de la crisis venezolana, que se agudizó cuando el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, fue instituido presidente encargado de Venezuela por mandato constitucional y reconocido por una gran cantidad de países, con los Estados Unidos (EE. UU.) a la cabeza.

El primer escenario que avizora Oppenheimer, al que da un 50 por ciento de posibilidad, es que Maduro se vea obligado a convocar elecciones libres con observadores internacionales creíbles, las que perdería inevitablemente igual que Daniel Ortega en 1990.

El segundo desenlace posible es que el régimen chavista sobreviva y siga en el poder indefinidamente, como se ha mantenido la dictadura comunista de Cuba desde hace 60 años. Según Oppenheimer, este escenario tiene un 30 por ciento de posibilidad.

Y el tercer escenario, al que el analista da el 20 por ciento restante de probabilidad, es la invasión militar de los EE. UU., o de una fuerza multinacional. En este caso, aparte de la falta de apoyo político y diplomático internacional, la mayor dificultad para invadir Venezuela sería que los EE. UU. tendrían que movilizar al menos cien mil combatientes para enfrentar a las fuerzas armadas de la dictadura venezolana, que según el Instituto de Estudios Estratégicos de Inglaterra tiene 351 mil soldados.

En todo caso, la verdad es que por la renovada y fortalecida lucha del pueblo venezolano, por la máxima presión económica y política que está ejerciendo EE. UU. sobre Maduro, y por el franco rechazo a este de la comunidad democrática internacional, se ve remota la posibilidad de que la dictadura de Venezuela pueda sobrevivir.

Y de cualquier modo que caiga, será para bien del pueblo venezolano al mismo tiempo que del pueblo nicaragüense.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: