Policías Orteguistas retienen y golpean al padre Edwin Román en Masaya

La Policía Orteguista asegura que el sacerdote conducía en estado de ebriedad, pero el sacerdote asegura que se trata de un montaje

El sacerdote Edwin Román fue retenido y golpeado por policías la noche de este miércoles 13 de febrero cerca del empalme del barrio Monimbó, en Masaya. La Policía Orteguista (PO) asegura que Román conducía en estado de ebriedad, pero el sacerdote asegura que se trata de un montaje.

Román asegura que los agentes lo detuvieron en un retén, cerca del empalme de Monimbó; no le hicieron prueba de alcoholímetro, tampoco lo multaron y no le solicitaron sus documentos de tránsito, pero si requisaron su vehículo. El padre intentó tomar fotografías para documentar los hechos, pero una agente, con un «manotazo», le intentó arrebatar el teléfono.

Asegura que eran de seis a ocho agentes, incluidos, antimotines. Román destaca que los policías le dijeron: «por fin te agarramos», inmediatamente después aparecieron dos patrullas con oficiales. La detención duró cerca de media hora, sin embargo, al final lo dejaron ir.

La Arquidiócesis de Managua informó, a través de un comunicado, sobre la detención y aseguró que la PO retuvo el vehículo en el que iba el cura y se generó «una grave discusión con agresión física». Posterior a la discusión, el cura siguió su ruta hasta llegar a la parroquia donde ejerce el sacerdocio.

Lea además: El padre Edwin Román Calderón, de la casta de Sandino

La Arquidiócesis además manifestó que dicho ataque evidencia «la falta de un ambiente de paz», por lo que solicitaron a los fieles orar por la paz de Nicaragua.

padre, edwin roman
El sacerdote Edwin Román junto a una feligresa. LA PRENSA/Roberto Fonseca

Policía da otra versión

Contrario a la versión del sacerdote, la PO aseguró, a través de una nota de prensa, que éste conducía su vehículo a eso de la 7:15 de la noche sobre la carretera Masaya – Catarina «en evidente estado de ebriedad», acompañado de un hombre identificado como Russel Alexander Tellez Sierra.

Puede leer: Padre Edwin Román cuestiona la «reconciliación» del FSLN

Agrega que el sacerdote se «rehusó» a hacer la prueba de alcoholemia y que ofendió «verbalmente» a los agentes. En el vehículo, según la policía, había latas y botellas de cerveza vacías. El sacerdote asegura que todo se trata de un montaje.

La Policía refiere que tanto el sacerdote como Tellez fueron entregados al padre Bismark Antonio Conde Torres.

Desde hace meses Román sufre asedio y amenazas porque desde el inicio de la crisis sociopolítica, el 18 de abril de 2018, ha condenado la represión del régimen de Daniel Ortega y ha socorrido a los ciudadanos que han sido brutalmente atacados por la Policía Orteguista y las fuerzas paramilitares.  Antes de la retención de este miércoles, ocurrió otra en diciembre en el puesto de Ochomogo donde permaneció tres horas retenido; y en otro momento, un motorizado lo siguió cuando regresaba de Niquinohomo a Masaya.

El padre logró ver qué llevaba un pasamontañas al momento que le pregunto porqué lo estaba siguiendo, el hombre solo le respondió que continuará. No pasó a más.

Él sabe que también llegan infiltrados a grabar sus homilías, y eso no le molesta, al contrario, ya que sus mensajes se basan en el evangelio. A veces, también circulan las patrullas en frente de la Iglesia.

Respecto a la campaña de difamación en su contra que se ha volcado en redes sociales afines al Orteguismo, el padre señaló que es recurrente, y que lo mismo han hecho con otros obispos, incluyendo el mismo Monseñor Silvio Báez. Él, por su parte, sigue cumpliendo su apostolado, siempre del lado del pueblo y nunca de los opresores, señaló.

En septiembre pasado, Román fue agredido por el comisionado Ramón Avellán, por solo acercarse a decirle que bajara el volumen del sonido que había instalado cerca de su parroquia.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: