Zona de Strikes: Leonardo Crawford podría ir rumbo a un año clave

Leonardo Crawford es posiblemente el prospecto con más posibilidades de crecer en este 2019, pero nunca hay que descartar una sorpresa entre los nicas

Jonathan Loáisiga

Edgard Rodríguez C.

Leonardo Crawford es probablemente el prospecto pinolero de más potencial ahora mismo, aunque es difícil acertar con los pronósticos sobre las proyecciones de los prospectos nicaragüenses ubicados en las Ligas Menos del beisbol profesional en Estados Unidos.

En distintos momentos, jóvenes como Juan Muñoz, Gonzalo López, Julio Ráudez o William Juárez tenían la etiqueta de ser el “próximo big leaguer nica”, pero todos fallaron.

El último caso fue Kevin Gadea, tomado por los Rays a través del sorteo de la Regla V y aunque aquí celebramos su inminente ascenso, en realidad estuvo a punto de ser devuelto a Seattle, de no ser por una lesión que obligó incluso una cirugía Tommy John.

Y mientras eso sucedía, vimos el salto de Wilton López, Everth Cabrera o Jonathan Loáisiga, solo por mencionar a algunos prospectos nicas, que ascendieron a las Ligas Mayores a pesar de no estar en la primera línea de salida, según las proyecciones de los expertos.

Pero, ¿quiénes asoman con chance de crecer en este 2019? Gadea continúa siendo una posibilidad. Todavía necesita recuperarse de su cirugía y completar el proceso de rehabilitación, pero sus recursos y su habilidad lo convierten en un candidato serio para una promoción.

La mejor opción para mí es Leonardo Crawford, el tirador costeño quien a su habilidad para lanzar, le agregó una mejoría sustancial a su velocidad. Este zurdo tiene un profundo repertorio con disparos de quiebre y alteraciones en la ubicación, pero este año ha alcanzado velocidades de hasta 93 millas en la recta.

Su experiencia en Liga Profesional de Nicaragua y con la Selección Nacional, le han servido para terminar de forjar el carácter a este joven que trabaja duro para subir donde muy pocos pinoleros han llegado en la historia. ¿Podrá hacerlo? Eso está por verse.

Hay que ponerle atención a Aldo Espinoza, un bateador consistente y fildeador en proceso de construcción; a Melvin Novoa, receptor en ascenso y artillero peligroso, a Diomar López, leonés que lanza con poder y control e igual que a Ismael Munguía, siempre sediento de triunfo.

Hay más nicas de talento como el infielder Brandon Leytón y los lanzadores Dilmer Mejía, Randy Pondler y Nelson León entre otros, pero necesitados de más tiempo en su proceso de desarrollo. Al menos eso creemos por ahora, pero en beisbol todo puede suceder.

Sigue a Edgard Rodríguez en Twietter: @EdRod16