BCN dice que canasta básica bajó un poquito

En el último mes del año pasado la cesta familiar, diseñada para seis personas (cuatro adultos y dos niños) alcanzó los 13,564 córdobas y en enero del año pasado se situó en 13,396 córdobas.

En los perecederos se observó que solo la naranja y el repollo aumentó de precio en enero, el resto de perecederos bajó. LAPRENSA/ARCHIVO

La cesta familiar arrancó el año con un ligero aumento al terminar enero en 13,500 córdobas, 64 córdobas menos con relación a diciembre pero superior en casi 104 córdobas comparada con el saldo de enero del año pasado.

En el último mes del año pasado la cesta familiar, diseñada para seis personas (cuatro adultos y dos niños) alcanzó los 13,564 córdobas y en enero del año pasado se situó en 13,396 córdobas.

La cesta básica en Nicaragua está dividida en tres bloques: alimentos básicos, productos de uso del hogar y vestuario para adultos y niños. En total se contemplan 53 productos, siendo la canasta más grande de la región.

Lea: Régimen orteguista retrocede en sus intenciones de aplicar impuestos a la res y el pollo

Productos alimenticios

Solo para la compra de los 23 productos alimenticios, los hogares requerían en enero 8,935 córdobas para la adquisición de carnes, granos básicos, cereales, perecederos, lácteos y huevos. Respecto a diciembre, esto representó para las familias un alivio de 36 córdobas, pero si se compara con enero del año pasado es cuatro córdobas más cara.

En cuanto a la compra de productos para uso del hogar como servicios básicos, artículos de higiene personal y otros, se necesitaron 2,918 córdobas en enero, 45 córdobas más con respecto a enero del año pasado. Si se compara con diciembre el alivio es de casi 37 córdobas.

En tanto, para la compra de vestuario se necesitaron en el primer mes del año 1,646 córdobas, superior en 55 córdobas en comparación con enero del 2018 y diez córdobas más respecto a diciembre pasado.

Lea:Empresarios alertan que el 70% de los productos de la canasta básica aumentarán su precio por paquetazo fiscal

Reforma fiscal

Esta estabilidad en la canasta, no obstante, está amenazada por la reforma a la Ley de Concertación Tributaria. La Cámara de Industrias de Nicaragua advirtió que el setenta por ciento de los productos de la cesta familiar van a subir de precio más del cincuenta por ciento, si el Ejecutivo aprueba y pone en marcha dicho ajuste fiscal.

El presidente de Cadin, Sergio Maltez, estima que si el paquete de reformas fiscales se echa a andar, la cesta familiar se elevará de 13 mil a 17 mil córdobas, “más de cuatro mil córdobas, esto es casi un aumento del 29 por ciento del costo para los consumidores”.

Según el análisis de los privados, los productos como detergentes, toallas sanitarias, papel higiénico, pasta de dientes, entre otros, que forman parte de la canasta familiar, empezarían a sufrir el impacto de la reforma fiscal con alzas en sus precios debido a la eliminación o reducción de beneficios fiscales.

La propuesta de reforma fiscal elimina las exoneraciones del IVA al azúcar refinada, azúcares no tradicionales, aceites comestibles (menos el de soya y el de palma), café molido desde 115 gramos —café instantáneo—, chuleta de pescado, pastas alimenticias (fideos, coditos, etcétera), ayote, naranjas, pan dulce tradicional (picos, pudines, polvorón, etcétera), papel higiénico, jabones de lavar y de baño, detergentes, pasta de dientes y cepillos de dientes, desodorantes, escobas, fósforos y toallas sanitarias.

Hasta ahora el régimen solo ha cedido en no gravar el pollo y la carne de res, pero no ha dado mayores detalles del ajuste fiscal ni cuándo se aprobará en la Asamblea Nacional.

Lea:Canasta básica subió más de 500 córdobas en 2018

Gas butano sube

Y mientras se mantiene esa amenaza, el gas licuado de petróleo (GLP) o gas para cocinar, que también forma parte de la canasta (el tanque de 25 libras), incrementó esta semana entre siete y 33 córdobas, revelan estadísticas del Instituto Nicaragüense de Energía (INE) en su sitio web.

Según el informe, el cilindro de 25 libras, que es el más utilizado en los hogares nicaragüenses, hasta el sábado se compraba en 275.25 córdobas, pero desde el domingo incrementó siete córdobas y ahora se vende en 282.50 córdobas.

En el caso del cilindro de diez libras, que antes costaba 115.25 córdobas ahora se venderá en 118.25 córdobas. El de cien libras fue el que mayor incremento registró, ya que antes se comercializaba en 1,266.50 córdobas y ahora se vende en 1,299.50 córdobas, es decir un ajuste de 33 córdobas.

Estos son precios máximos al consumidor y están vigentes solo en Managua, ya que en el resto de municipios se les debe agregar el costo asociado al traslado.

Alza en los combustibles

A esto hay que sumarle que los precios en los combustibles incrementan constantemente en Nicaragua, aunque los precios internacionales bajen. El año pasado al menos tres millones de dólares, que debieron quedar en el bolsillo de los nicaragüenses, finalizaron en las arcas de las empresas distribuidoras de combustibles, luego que estas decidieran congelar los precios de los carburantes en varios lapsos de 2018 cuando el barril de crudo estaba en descenso a nivel internacional. En lo que va del año han habido cuatro alzas de precio.

Inflación controlada

En el primer mes del año el Índice de Precios al Consumidor (IPC) mostró una disminución mensual de 0.25 por ciento y una variación interanual se ubicó en 3.30 por ciento.

En enero la inflación fue empujada hacia abajo principalmente por los precios de algunos bienes y servicios de las divisiones de recreación y cultura; alimentos y bebidas no alcohólicas, y transporte, detalla el Banco Central.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: