Medicamentos empiezan a faltar en las farmacias de Managua

LA PRENSA constató que medicamentos como Flamus, Aspirina, Dorival, Tabcin, Canesten y Terramicina no están disponibles en muchas farmacias

Medicinas, medicamentos, farmacias de nicaragua

LA PRENSA/R. FONSECA

Encontrar medicina para la epilepsia, por ejemplo, es cada vez más difícil en las farmacias de Managua. Desde hace algunos meses laboratorios como Pfizer y Bayer no están distribuyendo medicamentos, situación que ha generado preocupación entre los consumidores y empresarios de la industria farmacéutica.

La presidenta de la Asociación Nicaragüense de Distribuidores de Productos Farmacéuticos (Andiprofa), Rossana Terán, explicó que la escasez de algunos medicamentos es la parte más superficial del problema. Debido a la crisis en Nicaragua los bancos no están otorgando créditos y los laboratorios farmacéuticos están exigiendo a los importadores pagos en efectivo, desembolsos que ellos no están en capacidad de realizar.

Lea además: Banco Atlántida de Honduras desiste de operar en Nicaragua

“Muchos laboratorios temen (por la crisis). Por ejemplo, de los que yo represento hay como dos que me dicen ‘mirá, prefiero no mandarte mercadería, mejor pagame en efectivo’; entonces, como ahora los bancos no están dando créditos y hay poco financiamiento, mucha mercadería está dejando de venir por ese tema, porque los fabricantes tienen miedo de enviar mercadería al crédito”, puntualizó Terán.

Momentáneamente laboratorios Bayer ha dejado de exportar medicamentos hacia Nicaragua, supuestamente porque el laboratorio “está realizando un proceso de actualización” de sus plantas alrededor del mundo.

Meses atrás el laboratorio Pfizer cerró su oficina en Nicaragua pero sus productos siguen entrando al país a través de empresas empresas distribuidoras.

Pérdida del poder adquisitivo golpeará a la industria

Por otro lado, el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) advirtió esta semana que “las reformas tributarias (que impulsa el poder ejecutivo) tendrán como consecuencia directa la salida de laboratorios extranjeros del país, por lo que muchos medicamentos esenciales van a desaparecer del mercado nicaragüense”.

Lea más en: Financia Capital crea fideicomiso con propiedades del fundador para pagar adeudos a inversionistas

Para la presidenta de Andiprofa la advertencia del Cosep se debe a que al aprobarse la reforma tributaria la población va a perder poder adquisitivo y «no van a comprar las marcas de línea».

A su vez, los costos de los medicamentos están regulados por el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific), por lo que los farmacéuticos no pueden elevar precios y lo único que pueden hacer es dejar de importar tratamientos caros y con baja demanda, como el de la epilepsia o el cáncer.

Lea también: Presidente del Parlamento Europeo advierte de «medidas», si Daniel Ortega no cesa la represión

A criterio de Terán la gente que padece cáncer, al tener menos poder adquisitivo, no va a poder comprar los productos oncológicos y aunque en Nicaragua circula una gran cantidad de medicamentos genéricos, es muy difícil encontrar medicina genérica para enfermedades como el cáncer.

“Lo que está haciendo la gente (los dueños de farmacias) es mantener los productos de alta rotación, como el acetaminofén, pero un producto más específico va a disminuir su volumen porque casi no lo están comprando. Esos productos más delicados, más de especialidad, son los que pueden escasear”, agregó Terán.

Enfermos ya están sufriendo la falta de medicinas

Uno de los tratamientos más caros en las farmacias es el de la epilepsia y desde hace algunos meses el presidente de la Asociación de Apoyo a Enfermos de Epilepsia, Francisco Chamorro, ha tenido muchas dificultades para conseguirlo.

Le puede interesar: Jefe de gabinete de Luis Almagro llega a Nicaragua, pero no informa razones de su visita

Antes el tratamiento completo se lo otorgaba el Seguro Social y ahora, aparte de que tiene que comprarlo con el dinero de su pensión, encontrar una de esas pastillas es una verdadera odisea.

“Yo no tengo reparos en pagar lo que sea (por los medicamentos) porque es mi salud, si uno deja de ingerirlos en cualquier momento puede sufrir una crisis… (en las farmacias) solo nos dicen que no están entrando muchos medicamentos y cuando yo he ido, por ejemplo, me dicen no hay en esta sucursal, solo hay en una y si es que tiene solo tiene uno o dos frascos”, explicó Chamorro.

Asimismo, Chamorro alertó de que en Nicaragua existen 650,000 enfermos de epilepsia, según datos de la Organización Mundial de la Salud, y que estas personas podrían quedarse sin sus tratamientos médicos, pues el Ministerio de Salud, quien autoriza las importaciones de medicinas, tampoco permite que los Organismos No Gubernamentales importen este tipo de medicina.

Además lea: CIDH preocupada por los procesos irregulares de los presos políticos en Nicaragua

“El gobierno dice que ninguna ONG puede competir con el mercado nacional, lo cual es ridículo, porque nosotros no podemos competir porque no existen estos medicamentos (en el mercado local)… Nosotros nos podríamos coordinar con las farmacias o con los neurólogos para hacer esta exigencia debido a la situación actual”, agregó Chamorro.

Farmacias agotan las existencias

En un recorrido realizado por LA PRENSA a través de diferentes farmacias de Managua, se constató que medicamentos como Flamus, Aspirina, Dorival, Tabcin, Canesten y Terramicina no están disponibles en muchas farmacias. Según los vendedores, la explicación que les dan los importadores es que los laboratorios se han ido del país.

Lea además: Jubilados adelantan salario para comprar medicinas

Una vendedora que prefirió omitir su nombre explicó: “Todo lo que es (marca) Bayer no hay (en esa farmacia), tiene como tres meses de no venir”. Sin embargo, explicó que en otras sucursales de esa farmacia existen algunos productos de esa marca, pero se trata de mercadería que tenían antes de que el laboratorio dejara de enviar producto a Nicaragua.

Una explicación similar nos dijeron en otra farmacia. “Hay laboratorios que sí se están retirando como el Pfizer, en el caso de Bayer todavía hay algunos productos, pero están entrando poco a poco. Ahorita nos vinieron unos, nosotros no teníamos Tabcin de ninguna pero ahorita nos vino”, subrayó la vendedora.

Le puede interesar: Científicos japoneses desarrollan medicinas en huevos de gallina

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: