Mauricio Funes, de popular presidente salvadoreño a múltiple procesado por corrupción

El 1 de septiembre de 2016, Funes, pidió asilo político en Nicaragua, donde se encontraba de visita desde agosto, amparándose en supuestas amenazas de muerte de la "derecha" salvadoreña

El expresidente salvadoreño, Mauricio Funes. LA PRENSA/ARCHIVO

La llegada de Mauricio Funes a la Presidencia de El Salvador en 2009 marcó una transición histórica del poder de un partido de derecha a una exguerrilla, pero en la actualidad es más reconocido por los procesos que enfrenta por supuesta corrupción.

Lea también: Régimen no entregará a Mauricio Funes al nuevo gobierno de El Salvador

Funes, con cuatro causas penales abiertas, recibió el martes la noticia de que la Fiscalía comenzó la investigación sobre una grabación en la que supuestamente admite el pago de sobornos a diputados del Congreso durante su mandato, lo que podría llevarlo a un quinto proceso judicial.

-1 de junio de 2014: Funes, quien gobernó bajo la bandera del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), cede el Ejecutivo y debe presentar a la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) su declaración patrimonial.

-9 de febrero de 2016: la CSJ ordena un juicio civil contra Funes por enriquecimiento ilícito por más de 700.000 dólares basada en un análisis de la Sección de Probidad.

-29 de marzo 2016: la Fiscalía comienza la investigación penal contra Funes a raíz del proceso civil ordenado por la CSJ.

-1 de septiembre de 2016: Funes pide asilo político en Nicaragua, donde se encontraba de visita desde agosto, amparándose en supuestas amenazas de muerte de la «derecha» salvadoreña. El viaje coincide con la inspección de sus propiedades por parte de la Policía, tras el comienzo de la investigación.

-6 de septiembre de 2016: el Gobierno de Nicaragua da asilo político, en un plazo inferior a una semana, a Funes, a su compañera Ada Michell Guzmán Sig enza, y sus hijos Carlos Mauricio Funes Velasco, de 34 años, Diego Roberto Funes Cañas, de 25 años, y uno menor de edad.

-11 de mayo de 2017: dos publicistas brasileños denunciaron en Brasil que la constructora Odebrecht financió ilegalmente la campaña presidencial de Funes en 2009. En El Salvador también se investiga esta acusación.

-30 de octubre de 2017: la CSJ niega un hábeas corpus «preventivo» para el expresidente, presentado por un abogado particular, por «un error en el planteamiento».

-28 de noviembre de 2017: una corte civil declara responsables de enriquecimiento ilícito a Funes y a su hijo Diego y los condena a «restituir al Estado» más de 419.000 dólares.

-7 de junio de 2018: la Fiscalía emite órdenes de captura contra varios allegados de Funes, lo que lo hace sospechar que correrá la misma suerte.

-8 de junio de 2018: la Fiscalía confirma la existencia de una orden de captura contra Funes por la supuesta malversación de más de 351 millones de dólares estatales. Comienza el primer proceso penal contra el expresidente.

-19 de julio de 2018: el Ministerio Público comienza el proceso de extinción de dominio de los inmuebles comprados con parte del dinero supuestamente malversado por Funes.

-27 de julio de 2018: pasa a instrucción el proceso por malversación y lavado de dinero, y el Juzgado Quinto de Paz de San Salvador ordena la detención de Funes, sus dos hijos mayores de edad y su cónyuge asilados en Nicaragua, pese a la imposibilidad de que se lleve a efecto debido al asilo político.

-24 de septiembre de 2018: la Policía salvadoreña solicita a la Interpol que emita difusión roja contra Funes para su captura a nivel internacional, pero recibe la negativa debido a su estatus de asilado.

-16 de octubre de 2018: la Fiscalía ordena nuevamente la captura de Funes por supuestamente pagar sobornos al ex fiscal general Luis Martínez (2012-2015) para que evitar investigaciones sobre una tregua entre las pandillas que impulsó y la construcción de una represa. El caso pasa a los tribunales y comienza el segundo proceso contra el expresidente.

-12 de noviembre de 2018: el Juzgado Cuarto de Paz de la capital salvadoreña pasa a instrucción el proceso por el supuesto pago de sobornos y ordena detener a Funes, pero la orden de detención no prospera nuevamente por el asilo.

-4 de enero de 2019: la Fiscalía acusa a Funes en el Juzgado Noveno de Paz de San Salvador, que dicta instrucción, por el supuesto manejo irregular de 108,5 millones de dólares de la construcción de una represa. Se trata del tercer proceso contra Funes.

-4 de enero de 2019: el exmandatario es acusado ante el Tribunal Quinto de Paz de la capital por supuestamente revelar un documento secreto de Estados Unidos. Es la cuarta causa penal contra Funes y también pasa a instrucción.

-4 de febrero de 2019: nuevamente se solicita a Interpol que emita difusión roja para capturar al expresidente y que comparezca por el supuesto pago de sobornos al exfiscal.

-12 de febrero de 2019: la Fiscalía comienza una investigación sobre una supuesta grabación de Funes relacionada con el pago de sobornos a diputados del Congreso y que fue publicada por un medio digital. Funes podría estar ante un quinto proceso si el caso llega a los tribunales.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: