Importación de medicinas a Nicaragua disminuyó con relación al año pasado

Las importaciones de medicinas a Nicaragua han disminuido con relación al año pasado. Según el registro del Banco Central de Nicaragua (BCN), hasta noviembre del 2018 este país recibió 15,081.3 toneladas de medicamentos y productos farmacéuticos, en el 2017 fue de 15,347.8 toneladas.

Medicinas, medicamentos, farmacias de nicaragua

LA PRENSA/R. FONSECA

Las importaciones de medicinas a Nicaragua han disminuido con relación al año pasado. Según el registro del Banco Central de Nicaragua (BCN), hasta noviembre del 2018 este país recibió 15,081.3 toneladas de medicamentos y productos farmacéuticos, una cantidad menor a las 15,347.8 toneladas que importó en igual periodo de 2017.

El valor de las importaciones disminuyó considerablemente; las estadísticas del BCN indican que hasta noviembre del año pasado las importaciones de medicamentos y productos farmacéuticos ascendían a 337.13 millones de dólares, cuando en igual periodo del año 2017 entraron 413,10 millones de dólares en mercadería.

Para la exministra de Salud, Dora María Téllez, “la reducción de las importaciones viene por dos vías. Por el déficit presupuestario del gobierno central y por la falta de liquidez de las empresas privadas importadoras que no están recibiendo crédito ni financiamiento bancario”.

Por su parte, el exdiputado Armando Herrera, quien formó parte de la Comisión de Salud y Seguridad Social de la Asamblea Nacional, estimó que las importaciones de medicamentos y productos farmacéuticos irán disminuyendo en la medida que la población nicaragüense vaya perdiendo poder adquisitivo.

“Las casas comerciales han disminuido la importación de medicamentos porque no se les está moviendo sus productos. A ellos les ponen miles de trabas en las aduanas, de tal manera que hay una competencia desleal con los importadores que pertenecen a la militancia del Frente Sandinista… y por otro lado, la gente tiene menos dinero, el poder adquisitivo es cada día más paupérrimo”, consideró Herrera.

Un efecto negativo en la salud de la población

Tanto Téllez como Herrera coinciden en que la disminución en la importación de medicamentos puede notarse en las unidades de salud, donde la ciudadanía tiene que conformarse con la consulta y raras veces obtienen las medicinas adecuadas.

“El efecto ya se ve en las unidades de salud del INSS (Instituto Nicaragüense de Seguridad Social) y en las del Minsa (Ministerio de Salud). Hay restricción de medicamentos importantes para la atención a los pacientes. Y por otra parte, la disponibilidad en las farmacias privadas también ha disminuido”, explicó la exministra.

Mientras tanto, Herrera manifestó: “Desde que se instaló la crisis (en abril del 2018) la consulta privada ha disminuido y a nivel público la gente no confía ni en los hospitales ni en los centros de salud… la crisis es tan sentida y tan dolorosa que hay gente que prefiere no ir al médico y guardar para el arroz y los frijoles”.

Además, Téllez lamentó que las empresas que importan medicamentos al verse obligadas a disminuir sus importaciones, dejarán de traer al país las medicinas más costosas: “Así que mucha gente que utiliza medicamentos especializados para sus enfermedades, se verá sin posibilidades de adquirir lo que necesita”.

Lea además: Atención en el INSS empeora cada día y medicinas son cada vez más escasas

Medicina cara y escasa

Recientemente, el presidente de la Asociación de Apoyo a Enfermos de Epilepsia, Francisco Chamorro, alertó de que en las farmacias de Managua cuesta encontrar el tratamiento para la epilepsia, ya que este tratamiento es de alto costo y con baja demanda.

Antes el tratamiento completo se los otorgaba el Seguro Social y ahora, aparte de que tienen que comprarlo con el dinero de su pensión, encontrar una de esas pastillas es una verdadera odisea.

“Yo no tengo reparos en pagar lo que sea (por los medicamentos) porque es mi salud, si uno deja de ingerirlos en cualquier momento puede sufrir una crisis… (en las farmacias) solo nos dicen que no están entrando muchos medicamentos y cuando yo he ido, por ejemplo, me dicen ‘no hay en esta sucursal, solo hay en una’ y si es que tienen, solo tienen uno o dos frascos”, subrayó Chamorro.

Lea también: Hay lavado de dinero en las medicinas, dice empresario

 Faltan medicinas en farmacias

En un recorrido realizado por LA PRENSA a través de diferentes farmacias de Managua, se constató que medicamentos como Flamus, Aspirina, Dorival, Tabcin, Canesten y Terramicina no están disponibles en muchas farmacias. Según los vendedores, la explicación que les dan los importadores es que los laboratorios se están yendo del país.

Una vendedora de medicinas que prefirió omitir su nombre explicó: “Todo lo que es (marca) Bayer no hay (en esa farmacia), tiene como tres meses de no venir”. Sin embargo, explicó que en otras sucursales de esa farmacia existen productos de esa marca.

Una explicación similar nos dijeron en otra farmacia. “Hay laboratorios que sí se están retirando como el Pfizer, en el caso de Bayer todavía hay algunos productos, pero están entrando poco a poco. Ahorita nos vinieron unos, nosotros no teníamos Tabcin de ninguna pero ahorita nos vino”, confió la vendedora.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: