Enfermedades no transmisibles son las que más afectan a la población

Un informe de la OPS dice que en Nicaragua la probabilidad de morir de cáncer de próstata es de 14.9 por cada 100,000 habitantes

enfermedades que matan a los nicaragüenses, enfermedades en nicaragua, muertes en Nicaragua

Más allá de la atención hospitalaria, los expertos en Salud Pública han insistido en la necesidad de prevenir las enfermedades. LA PRENSA/PEXELS

En Nicaragua como en el resto de América las enfermedades no transmisibles, como las cardíacas, el cáncer y los accidentes cerebrovasculares, son las principales causas de muerte.

Según los nuevos “Indicadores Básicos 2018”, publicados recientemente por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) este tipo de enfermedades causan siete veces más fallecimientos que las enfermedades infecciosas. El informe dice que en Nicaragua la probabilidad de morir de cáncer de próstata es de 14.9 por cada 100,000 habitantes, cáncer de mama 10.7, cáncer de pulmón 7.5 y cáncer de colon 5.9.

De igual forma, la probabilidad de morir por una enfermedad isquémica del corazón es de 98.7 por 100,000 habitantes y las enfermedades cerebrovasculares es de 39.1 por 100,000 habitantes.

Los indicadores de salud de Nicaragua incluyen datos del año 2017 y hasta 2015, por lo que la especialista en salud pública, Ana Quirós, estima que mucha de esa información cambió drásticamente desde que inició la crisis sociopolítica, en abril de 2018, ya que muchos médicos fueron despedidos de los hospitales del Ministerio de Salud (Minsa) y otra parte de los funcionarios de esa institución se dedicaron a reprimir a la población.

Para Quirós “así como la Sonia Castro (ministra de salud) está dando declaraciones que faltan a la verdad, qué confianza podemos tener la población en esos datos que proporciona el Minsa a la OPS”.

Población percibe deterioro de salud

La especialista en salud pública estima que “hay un subregistro” de las enfermedades no transmisibles, porque “lo que percibe la población es un deterioro de la salud”. Por otro lado, señaló que Nicaragua tendrá que esperar muchos años para recuperar los indicadores de salud que tenía en el año 2015.