El papa Francisco rehabilita a Ernesto Cardenal como sacerdote

El 4 de marzo de 1983 Cardenal fue castigado públicamente por Juan Pablo II en el aeropuerto de Managua por formar parte del Gobierno de Daniel Ortega

Poeta Ernesto Cardenal en febrero del 2018 firma autógrafos de su libro Así en la tierra como en el cielo. LA PRENSA/Arnulfo Agüero/Archivo

El papa Francisco ha levantado la suspensión que tenía el poeta y sacerdote nicaragüense Ernesto Cardenal que impedía administrar los sacramentos, según publicó el diario español El País en su edición digital de este domingo.

Este medio de comunicación agregó que “aunque el Vaticano aún no ha informado de la noticia, el nuncio apostólico en Nicaragua, el alemán Stanislaw Waldemar Sommertag, ya se la ha adelantado personalmente a Cardenal y se ha ofrecido a concelebrar con él su primera misa en 34 años”, información que fue confirmada a LA PRENSA por Luz Marina Acosta, asistente de Cardenal, quien agrega que el poeta se está recuperando y que por ahora solo están esperando la carta del papa.

Lea además: 10 cosas que no sabía sobre el “pueta” Ernesto Cardenal

Ernesto Cardenal, uno de los poetas más importantes de Hispanoamérica, actualmente se encuentra internado en el Hospital Vivian Pellas como resultado de una infección renal. A sus 94 años, su salud es delicada pero se mantiene “estable” y con tratamiento.

El 4 de marzo de 1983, Cardenal fue humillado públicamente por el papa Juan Pablo II en el aeropuerto de Managua, como castigo por formar parte del gobierno de Daniel Ortega y propalar la teología de la liberación; 34 años después ha sido rehabilitado por el papa Francisco.

El diario El País agrega que el nuncio Stanislaw Waldemar visitó a Ernesto Cardenal en su casa de Managua y le trasladó un mensaje del papa Francisco.

Puede leer: El poeta Ernesto Cardenal hospitalizado por una infección renal

El viernes pasado el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, Silvio Báez, visitó en el hospital al poeta, a quien le pidió la bendición en su calidad de sacerdote trapense.

Fue ordenado sacerdote en Managua, en 1965

El poeta trapense Ernesto Cardenal participó en la llamada Revolución de Abril de 1954, contra el dictador Anastasio Somoza García.

Se retiró de la actividad política e ingresó a la abadía trapense de Nuestra Señora de Getsemaní (Kentucky, Estados Unidos).

Además: Ernesto Cardenal festeja su cumpleaños 94 con su nuevo libro Hijos de las estrellas

Conoció a su maestro el monje y escritor Thomas Merton, a quien el poeta miró como su “padre espiritual”. En 1959 continuó sus estudios de teología en Cuernavaca, México.

Fue ordenado sacerdote en Managua, en 1965. Fundó la comunidad de Solentiname, Río San Juan. Llevó vida monástica y promovió las artes naif entre los isleños. Escribió el celebrado libro El Evangelio de Solentiname.

En 1985, Juan Pablo II suspendió a Cardenal “a divinis” del ejercicio del sacerdocio. Al igual a su hermano Fernando Cardenal, Miguel D’Escoto y Edgar Parrales. Veinte y nueve años después, en 2014 el papa Francisco ordena levantar el castigo a los sacerdotes.