Galería | El «cuento chino» del canal interoceánico en Nicaragua que no llegó

En el 2013 el gobierno de Daniel Ortega prometió la construcción de un canal interoceánico que sería “la obra de ingeniería más grande del mundo”

canal interoceánico, Nicaragua

En la foto, el día en que Ortega entregó la concesión al empresario chino, Wang Ying. LA PRENSA/ ARCHIVO/ AP

Para el 2013 el gobierno de Daniel Ortega prometió la construcción en Nicaragua de un canal interoceánico que sería “la obra de ingeniería más grande del mundo”. El proyecto está o estaba a cargo de un extraño y poco conocido empresario chino. Esto son sus momentos claves.

En junio de 2013 Daniel Ortega envió a la Asamblea Nacional un proyecto de ley que entregaba al consorcio chino HK Nicaragua Canal Development Investment Co., con sede en Hong Kong, la concesión para la construcción y gestión del Gran Canal Interoceánico por un periodo de 50 años, prorrogable por otros 50. En ese mismo mes se aprobó la ley con la mayoría de votos de la Asamblea. En su momento, ciudadanos y organizaciones sociales interpusieron ante la Corte Suprema de Justicia 30 recursos por inconstitucionalidad contra la concesión, pero fueron desestimados.

Puede leer: Galería | La Universidad Centroamericana (UCA) en el tiempo

La denominada Comisión del Canal fue conformada por 16 funcionarios públicos, entre ellos Laureano Ortega, hijo del presidente y asesor en temas de inversiones; el jefe de la bancada sandinista, Edwin Castro; el comisionado general y jefe de facto de la Policía, Francisco Díaz; el vicepresidente de Albanisa, Francisco “Chico” López, entre otros.

En la foto, el día en que Ortega entregó la concesión al empresario chino, Wang Ying. FOTO: LA PRENSA/ ARCHIVO/ AP
Presentación del proyecto del canal interoceánico al COSEP por parte de la empresa HKND y ERM. LA PRENSA/ Archivo/ Oscar Navarrete

En diciembre de 2014 se inauguró con mucha pompa el arranque de las obras de construcción en Rivas. Se presentó maquinaria pesada que nunca se supo de dónde salió. Algunos camiones parecían nuevos. Con grandes moños rojos de cinta de regalo fueron aplaudidos. Nunca se les vio trabajar ni se sabe dónde está esa maquinaria. En la ceremonia de inauguración también participaron el Vicepresidente del país, Omar Halleslevens y Laureano Ortega Murillo, asesor de inversiones.

Le puede interesar: Galería | El Mogotón, el punto más alto de Nicaragua

canal
LA PRENSA/ Archivo/ Tomado del 19 Digital

Puede leer: HKND asegura que hay avances de los estudios del Gran Canal Interoceánico

El proyecto del canal interoceánico de Nicaragua se trataba de una inversión privada del empresario chino Wang Jing y ascendía a unos cincuenta millones de dólares. Tendría una extensión de 278 kilómetros, tres veces más largo que el Canal de Panamá, entre la costa del Pacífico del país y la del Caribe. El Gobierno esperaba que el crecimiento promedio pasara del 4.5 por ciento del PIB a un 10 por ciento en los primeros años de operación del canal. Y la creación de unos 50 mil empleos, durante los cinco años de construcción y otros 200 mil cuando empezara a funcionar. La promesa era que en el 2020 estuviera listo. Estamos en el 2019 y lo que menos hay son señales de la megaobra.

Además: Galería| Managua antes del terremoto de 1972

canal
LA PRENSA/ Archivo/ Oscar Navarrete

El sueño en la “tierra prometida”, como lo dijo Daniel Ortega, refiriéndose al canal, empezó a desvanecerse en octubre de 2015, cuando se conoció que Wang Jing había perdido el 85 por ciento de su fortuna por las caídas de las acciones de Xinwei. La agencia Bloomberg reportó en ese momento que el capital del empresario pasó de 10,200 millones de dólares a 1,100 millones.

Lea: Galería | Ayer y hoy, orteguistas han recurrido a las pintas para intimidar a quienes consideran sus adversarios

FOTO: LA prensa/ Archivo/ AP
LA PRENSA/ Archivo/ AP

Según los planes, la ruta del canal afectaría a 10 municipios: Bluefields, Nueva Guinea, San Miguelito, San Carlos, Rivas, Tola, El Castillo, Altagracia, San Jorge y San Juan del Sur. Para llevar a cabo las obras de construcción del canal se hablaba de la expropiación de los terrenos por donde pasaría el mismo. Se estima que unos 27 mil nicaragüenses hubiesen sido reubicados por la construcción del megacanal. Los campesinos marcharon en las distintas zonas geográficas que se verían afectadas. En la foto abajo, Francisca Ramírez, líder del “Movimiento Anticanal” y Bianca Jagger, activista de Derechos Humanos, al frente de la marcha 91 en las calles de La Fonseca.

canal
Marcha por las calles de La Fonseca. LA PRENSA/ Archivo

El proyecto Ortega-Wang Jing encontró su mayor resistencia en los campesinos que serían afectados por la megaobra. La organización campesina llamada “Anticanal” realizó un centenar de marchas de protesta en todo el territorio nacional, incluyendo algunas en Managua y siempre fueron reprimidos por las autoridades y fuerzas de choque del gobierno de Ortega. En la foto de abajo, los Campesinos llegan a pie y en camiones desde Nueva Guinea a Managua en octubre de 2015. Simpatizantes y empleados del gobierno los esperaban en la rotonda de la Fuerza Aerea, para impedir la protesta contra la construcción del canal interoceánico.

canal
Entrada de los campesinos a Managua después de varios días de viajes y retenes. LA PRENSA/ Archivo/ Oscar Navarrete

Pobladores de Rivas se tomaron la entrada a Rivas, Carretera Panamericana, mientras se ´realizaba el acto inaugural de las obras del canal el 22 de diciembre de 2014. Como muchas de las marchas, la madrugada del 23 de diciembre los pobladores que permanecían en el tranque fueron vapuleados por antimotinis y policías, para despejar la vía.

Canal
Tranque en la entrada a Rivas. LA PRENSA/ Archivo/ Óscar Navarrete

La decisión millonaria nunca se sometió a consultas o a un referendo. Tampoco se conocieron estudios de viabilidad económica y ambiental del proyecto. La ruta interoceánica estaba prevista para cruzar el lago de Nicaragua, la mayor reserva de agua de Centroamérica.

canal
LA PRENSA/ Archivo/ Óscar Navarrete

Pobladores de la comunidad El Roble en San Miguelito, RÍo San Juan, se mostraron preocupados por las posibles pérdidas de sus tierras. A inicios de mayo de 2014 se habían realizado trabajos de amojonamiento en los terrenos donde supuestamente se establecía la ruta del canal .

canal
LA PRENSA/ Archivo/ Oscar Navarrete

En diciembre de 2016, LA PRENSA envió a un equipo de trabajo hasta la zona donde cruzaría el canal en Rivas para comprobar el avance de las obras. Lo único que el equipo pudo observar fueron vacas y caballos sobre el camino, sin que nada interrumpiera su tranquilidad. Seis años después de anunciada la obra, los lugareños siguen con sus rutinas en los terrenos por donde pasaría la ruta del canal.

Canal
LA PRENSA/ Archivo/ Ramón Villarreal