Donald Trump: «Los días del socialismo están contados en Venezuela, Nicaragua y Cuba»

El presidente de Estados Unidos aseguró que la gente en Cuba, Nicaragua y Venezuela espera democracia y reconoció nuevamente a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela

Donald Trump, Venezuela

En diciembre, en los primeros días del cierre del gobierno federal más largo de Estados Unidos se comprometió a cerrar la frontera «por completo». LA PRENSA/AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó este lunes en Miami que se acerca el día en que todo el continente americano será “libre por primera vez en la historia” con la derrota de las “tiranías” de Venezuela, Cuba y Nicaragua.
“He venido aquí a proclamar que un nuevo día llega a América Latina”, dijo el mandatario estadounidense.

Lea además: Empresarios piden al Gobierno y a la Alianza Cívica voluntad política para encontrar solución a la crisis

Trump alineó en su discurso a Cuba, Nicaragua y Venezuela, los tres países denominados “troika de la tiranía” por su asesor de seguridad, John Bolton. Estos Gobiernos, dijo, “deciden cuándo naces y cuándo mueres”.

Trump era ovacionado por sus seguidores, mientras hizo el anuncio en el cual describió la situación actual del “socialismo”.

“Socialismo muriendo”

“En Venezuela y en todo el hemisferio el socialismo está muriendo y la democracia, la libertad y la prosperidad renacen”, afirmó Trump durante un encuentro en Miami con la comunidad venezolana.

El presidente estadounidense vinculó en su discurso lo que ocurre en Venezuela, un país “hecho una ruina” por “la desacreditada ideología” socialista que siempre lleva a “la tiranía”, y lo que sucede en Cuba y Nicaragua, y dijo que también el futuro de los tres países está ligado.

Puede leer: Juez Orteguista condena a Medardo Mairena a 216 años de cárcel

“Las horas crepusculares del socialismo están llegando”, subrayó Trump, y dijo que pronto la libertad llegará a Caracas, Managua y La Habana, lo que arrancó más aplausos de su auditorio.

Todas las opciones en la mesa sobre Venezuela

En su encuentro con la comunidad venezolana, que le aclamó con gritos y banderas, Trump reiteró su apoyo a la causa de la libertad en ese país y al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, al que Estados Unidos y casi 50 naciones más reconocen desde el 23 de enero como presidente encargado de esa nación, y subrayó que esa causa está “ganando en todos los frentes”.

Además: Oposición venezolana instala unos diez campamentos humanitarios en el país

Además, se dirigió a los militares y los funcionarios que aún apoyan al régimen de Nicolás Maduro, al que calificó de “marioneta de Cuba”, para decirles que “los ojos del mundo entero” están puestos sobre ellos y deben aceptar “la oferta generosa” de amnistía de Guaidó.

“Buscamos una transición pacífica, pero todas las opciones siguen sobre la mesa”, advirtió Trump en uno de los momentos más aplaudidos de su intervención, que estuvo precedida por unas breves palabras de Guaidó por videoconferencia.

Efectos para Nicaragua

Ante una posible caída del régimen del dictador Nicolás Maduro, los expertos creen que la dictadura de Daniel Ortega también colapsaría.

Lea más: Chavismo realizará un “contraconcierto” en la frontera con Colombia el 22 y 23 de febrero

“Indudablemente una caída del dictador Maduro trae consecuencias directas a las dictaduras de Nicaragua y Cuba. ¿Por qué?, porque el apoyo venezolano de (Hugo) Chávez y ahora el del dictador Nicolás Maduro han sido fundamentales para el fortalecimientos de los regímenes de Cuba y Nicaragua, entonces al faltar el principal aliado, estos regímenes quedan en total aislamiento”, aseguró el exvicecanciller de Nicaragua, José Pallais Arana.

El sociólogo Cirilo Otero expresó que Trump debe pasar del discurso a las acciones en relación con la dictadura de Ortega.

“Yo diría que ellos (administración Trump) deberían de dar pasos más concretos porque la situación de Nicaragua es terrible con la persecución, los presos políticos, la falta de libertades. Se necesitan acciones concretas”, dijo.

En realidad, la administración republicana ha sancionado con la ley Global Magnitsky a varios funcionarios ortegusitas y con una orden ejecutiva a Rosario Murillo, vicepresidenta y esposa de Ortega.

Lea también: José Antonio Baltodano: “Nosotros no hemos negociado nada, nos vemos como un puente y nada más”

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: