Luis Almagro lamenta el deterioro de la democracia en Venezuela y Nicaragua

El máximo responsable de la OEA añadió que el deterioro de las instituciones democráticas en Venezuela y Nicaragua es tan profundo que es “imposible” revertirlo sin crisis políticas.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro durante una sesión de la OEA. LA PRENSA/OEA

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, reconoció ayer martes que durante algún tiempo no se prestó la atención necesaria al deterioro democrático de los países de América, en una intervención en el congreso bianual de la Asociación Mundial de Abogados que se celebra en Madrid, España.

Almagro reflexionó que hace falta preguntarse “si nuestras sociedades tienen capacidad de respuesta” a los intentos de desmantelamiento de los frenos y equilibrios del poder, en alusión a las leyes y los principios constitucionales que deberían limitar a un gobernante con aspiraciones dictatoriales.

El secretario general de la OEA tiene el reto de aplicar los principios de la Carta Democrática Interamericana a los gobiernos dictatoriales que surgieron en América Latina, a la sombra del Socialismo del Siglo XXI, que promovió el gobierno del fallecido Hugo Chávez.

Caso Nicaragua

Pese al fracaso del modelo socialista, aún quedan rezagos de sus adeptos, tanto en Venezuela como Nicaragua.

Le puede interesar: Jefe de Gabinete de Luis Almagro se marcha del país con el mismo sigilo que llegó

Estos dos países comparten el mismo clima de crisis social, política y económica, mientras sus líderes dictatoriales se niegan a aceptar esa realidad y acusan de todos sus males a Estados Unidos y a la oposición golpista.
Venezuela es su causa

Desde que llegó a la Secretaría General de la OEA, Almagro ha hecho de Venezuela el centro de su gestión. Ha acusado al régimen de Nicolás Maduro del desmantelamiento de las instituciones democráticas y llamando a los países a rechazar esta dictadura, incluso con posiciones muchas veces criticadas por diplomáticos y analistas.

Este martes en el congreso de abogados, Almagro denunció el desmantelamiento del estado de derecho realizado “poco a poco” por parte del gobierno venezolano que primero encabezó Chávez (1999-2013) y después heredó a Nicolás Maduro.

Lea además: Jefe de gabinete de Luis Almagro llega a Nicaragua, pero no informa razones de su visita

“El régimen de (Nicolás) Maduro es un ejemplo máximo de burla al estado de derecho”, manifestó Almagro.

Pero en el caso de Nicaragua, Almagro tuvo una reacción retardada para darse cuenta de que también era una dictadura imparable, sangrienta y ambiciosa.

El secretario general intentó negociar con Ortega en 2016 pese a las reiteradas denuncias de la oposición nacional.

El beneficio de la duda terminó en junio de 2018, cuando la dictadura orteguista había matado a más de doscientas personas por protestar en su contra desde el 18 de abril de ese año.

El máximo responsable de la OEA añadió que el deterioro de las instituciones democráticas en Venezuela y Nicaragua es tan profundo que es “imposible” revertirlo sin crisis políticas.

González se pronuncia

El expresidente del gobierno español, Felipe González, quien también participó en el congreso de abogados, recalcó que desde exterior “hay que intentar apretar al máximo la salida de Maduro”, a quien calificó como “pelele” sostenido por “las bayonetas” de los militares, que son, según él, su único poder.

González insistió en que en Venezuela hay una “dictadura” y al frente está “un tirano” que utiliza el poder “de manera destructiva”.

Lea también: Grupo de Trabajo de la OEA sigue operando a favor de una solución a la crisis de Nicaragua

José Miguel Vivanco, responsable para América de Human Rights Watch, advirtió en el mismo debate contra los políticos populistas “que empiezan como demócratas” y luego acaban “demonizando” a las minorías o a los que disienten de sus políticas llenas de “opciones falsas”.

También hubo una llamada de atención contra los populismos y las fórmulas políticas basadas en la confrontación.

Piden apoyo para Juan Guaidó

En el congreso bianual de la Asociación Mundial de Abogados, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, y el expresidente del gobierno español, Felipe González, pidieron el apoyo internacional al presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, al considerar que Nicolás Maduro no tiene legitimidad como presidente, y rechazaron una hipotética intervención de EE. UU. en Venezuela.

“Cuanto más fuerte hagamos al presidente encargado, mayores serán las oportunidades de devolver los derechos al pueblo venezolano”, afirmó Almagro.

Además: Luis Almagro: “El diálogo debe ser para negociar la salida de la dictadura de Maduro”

Sin embargo, ni Almagro ni González se mostraron partidarios de un golpe militar o de una intervención estadounidense, apostando ambos por una acción política y pacífica, ayudando desde el exterior con la presión diplomática.

Hace falta “un proceso de transición democrática, al que tenemos que fortalecer”, agregó Almagro.
La discusión se centró en Venezuela, el país que atraviesa actualmente una crisis política y de derechos humanos grave en el continente.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: