Atlético deja a Cristiano contra las cuerdas, City reacciona a tiempo

El Atlético de Madrid venció a la Juventus en el estadio Metropolitano, mientras que Manchester United tuvo que remontar a último momento

El defensa del Atlético de Madrid José Giménez dispara para marcar el primer gol ante la Juventus, durante el partido de ida de octavos de final de la Liga de Campeones que se disputa este miércoles en el estadio Wanda Metropolitano, en Madrid. EFE/JuanJo Martín

El defensa del Atlético de Madrid José Giménez dispara para marcar el primer gol ante la Juventus, durante el partido de ida de octavos de final de la Liga de Campeones que se disputa este miércoles en el estadio Wanda Metropolitano, en Madrid. EFE/JuanJo Martín

El Atlético de Madrid consiguió un triunfo importante 2-0 sobre la Juventus de Cristiano Ronaldo, este miércoles en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones, donde el Manchester City remontó en los instantes finales, llegando a ganar 3-2 en Alemania al Schalke.

Si el equipo de Josep Guardiola consiguió reaccionar a tiempo tras ir provisionalmente por debajo en el marcador, la Juventus de CR7, Paulo Dybala, Mario Mandzukic y el resto de astros del líder de la Serie A tendrá que afrontar la vuelta en Turín con una seria amenaza de eliminación sobre su cabeza.

En un partido muy igualado y táctico, el Atlético decantó el encuentro en apenas cinco minutos, con un primer tanto del uruguayo José María Giménez (78) antes de que su compatriota Diego Godín hiciera el 2-0 definitivo (82).

El Atlético de Madrid consiguió la victoria y logró su objetivo de no encajar en su Metropolitano, pero la mala noticia para los ‘colchoneros’ es que Diego Costa, titular este miércoles, vio una amarilla y se perderá la vuelta por acumulación de amonestaciones.

Tampoco el centrocampista rojiblanco Thomas Partey podrá estar en Turín por acumulación de amarillas, al igual que Alex Sandro en la Juventus.

Cristiano Ronaldo, que volvía a jugar en la capital de España por primera vez desde que abandonó el Real Madrid, se vio continuamente perseguido por los pitos de los aficionados rojiblancos.

Nota relacionada: El Barcelona se reencuentra con su juego, pero no con la puntería

El partido se rompió en favor del Atlético en los últimos minutos.

Álvaro Morata marcó en el 70, pero su gol fue anulado mediante el videoarbitraje. Poco después llegaron los dos goles casi seguidos de los suyos.
Tras un saque de esquina, Giménez aprovechó un balón suelto en el área para hacer el 1-0 (78) y apenas unos minutos después Diego Godín aprovechaba otro rechace para casi sin ángulo hacer el 2-0 (82) que desató la alegría en las gradas.

El Atlético viajará el 12 de marzo a Turín con la tranquilidad de estos dos goles, pero sin poder descuidarse ante una siempre peligrosa ‘Juve’.

Remontada ‘in extremis’

Este mismo día, el Manchester City intentará terminar el trabajo contra el Schalke 04, después de haber ganado 3 a 2 en su visita a Alemania, en un partido en el que llegó a ir por debajo durante casi toda la segunda parte y en el que jugó con diez desde el 68 por la expulsión del argentino Nicolás Otamendi.

Le recomendamos: Jonathan Loáisiga lanzará el domingo en el spring training con los Yanquis

El argentino Sergio Agüero (18) adelantó a los ingleses en la primera parte, pero los alemanes llegaron al descanso con ventaja tras dos penales transformados por el argelino Nabil Bentaleb (38 y 45), antes de que en la segunda parte, ya en inferioridad, Leroy Sané (85) y Raheem Sterling (90) voltearan el marcador.

El tanto de Agüero llegó ayudado por un error del arquero alemán Ralf Fährmann, que se la dio a un defensa de espaldas al borde del área y David Silva estuvo más rápido, robó la pelota y se la dio a Agüero para que marcase a placer (18).

Los dos penales marcados por Bentaleb dieron esperanzas al Schalke, pero el destino fue cruel para el equipo de Gelsenkirchen, que vio cómo de la victoria pasó a la derrota en apenas unos minutos, ya en plena recta final.

Leroy Sané, ex del Schalke, apenas llevaba unos minutos en la cancha cuando colocó una falta directa en la escuadra del arco alemán para poner las tablas en el marcador.

Podría interesarle: Así quedaron las llaves eliminatorias de la Copa Nicaragua

Y Raheem Sterling consumó la remontada en el 90 con una jugada en la que recibió en largo de Ederson, ‘cuerpeó’ con el defensa para impedirle cortar la acción y superar en el uno contra uno a Fährman.

La Champions cerró así la ida de los octavos de final y se reencontró con los goles, después de un martes sin acierto ofensivo, con sendos empates 0-0 en los duelos Lyon-Barcelona y Liverpool-Bayern de Múnich.