Telefónica vende sus operaciones en Nicaragua, Costa Rica y Panamá a Millicom

LA PRENSA consultó al departamento de comunicación de Telefónica Nicaragua y aseguraron que la marca Movistar continuará operando en el país hasta que el proceso de traspaso de las operaciones culmine.

Telefónica opera en Nicaragua bajo la marca Movistar. LA PRENSA/ ARCHIVO

Telefónica opera en Nicaragua bajo la marca Movistar. LA PRENSA/ ARCHIVO

La trasnacional española Telefónica anunció este miércoles 20 de febrero la venta total de sus filiales en Nicaragua, Costa Rica y Panamá a la compañía Millicom, que opera bajo la marca comercial Tigo en Centroamérica.

La multimillonaria transacción de las tres compañías alcanzó 1.650 millones de dólares, correspondiendo 570 millones de dólares a Telefónica Costa Rica, 650 millones de dólares a Telefónica Panamá y 430 millones de dólares a Telefónica Nicaragua.

LA PRENSA consultó al departamento de comunicación de Movistar Nicaragua y aseguraron que por el momento solo compartirán la información oficial divulgada por las oficinas centrales de Telefónica, aunque adelantaron que «la marca Movistar seguirá existiendo en Nicaragua hasta que todo el proceso de transferencia quede aprobado por las autoridades pertinentes».

Podés leer: Telefónica planea vender sus filiales en México y Centroamérica

«Con esta operación, junto con las ventas de Telefónica Móviles Guatemala y Telefónica Móviles El Salvador, que se anunciaron el pasado día 24 de enero de 2019, la Compañía completa la venta de todas sus operaciones en Centroamérica por un importe agregado de 2.298 millones de dólares«, informó Telefónica en un comunicado oficial difundido en su sitio web.

El grupo español es propietario del 100% de su filial en Costa Rica y del 60% de las subsidiarias en Panamá y Nicaragua. La guatemalteca Corporación Multi Inversiones (CMI), que es propietaria de los restaurantes Pollo Campero, adquirió en 2013 el restante 40% de las acciones en estos últimos dos países.

Te interesa: US$500 millones paga CMI por Telefónica

El principal objetivo de Telefónica con esta venta es la reducción de su deuda total, que hasta el 30 de septiembre de 2018 ascendía a 42,600 millones de euros, según reportes de medios españoles. «Esta operación se enmarca dentro de la política de gestión de cartera de activos del grupo Telefónica, basada en una estrategia de creación de valor, optimización del retorno sobre el capital y posicionamiento estratégico. Asimismo, complementa el objetivo de reducción de deuda y fortalecimiento de balance por la vía orgánica», agrega la compañía de telecomunicaciones que tiene presencia en 24 países bajo las marcas Telefónica, Movistar, Vivo y O2.

Telefónica también tiene en marcha la venta de sus centros de datos, transacción que también le podría reportar unos ingresos que rondarían los 600 millones de dólares. La empresa ha recibido ocho ofertas por esta división de infraestructuras. Entre los candidatos a la compra, que debería resolverse en las próximas semanas, se encuentran Digital Realty, Brookfield y Equinix.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: