Condenan a 11 años de cárcel a un abogado de Estelí que apoyó las protestas contra Daniel Ortega

Mathil Alexander Pérez Amador fue condenado por crimen organizado, entorpecimiento de servicios públicos, tenencia y uso de armas restringidas y otros delitos

Alex Pérez fue criado en Cuba y en la Unión Soviética, pero se retiró del FSLN hace años. LA PRENSA/ Óscar Navarrete

Alex Pérez fue criado en Cuba y en la Unión Soviética, pero se retiró del FSLN hace años. LA PRENSA/ Óscar Navarrete

El abogado esteliano Mathil Alexander Pérez Amador fue condenado a 11 años y dos meses de prisión por crimen organizado, entorpecimiento de servicios públicos, tenencia y uso de armas restringidas y otros delitos. Junto a él fueron condenados Denis Antonio Blandón Navarro y Carlos Enrique Mejía Zeledón.

La sentencia la ordenó el juez Edgar Altamirano, titular del Juzgado Noveno Distrito Penal de Juicio de Managua, quien recientemente condenó al líder campesino Medardo Mairena a 216 años y tres meses de prisión por terrorismo, asesinato y otros delitos.

Pérez Amador apoyaba las protestas cívicas a través del Comité Azul y Blanco de Estelí y llevaba comida y agua a los manifestantes. Además daba asesoría legal a familiares de jóvenes detenidos por el régimen de Daniel Ortega en esa ciudad del norte, afirmó su hijo Kevin Pérez, un mes antes que también lo secuestraran a él por apoyar las marchas ciudadanas demandando la libertad de su papá.

En el juicio contra el jurista, la Fiscalía llevó tres policías encubiertos, quienes dijeron que recibieron denuncias de varios ciudadanos de Estelí que miraban a los acusados, desde el 22 de mayo, llegar a los tranques y se reunían con Sergio Arróliga Espinoza, quien dirigía a la agrupación conocida como “Los Chapulines” y les llevaban dinero y comida preparada y les facilitaban armas de fuego.

Durante los primeros meses de protesta ciudadana en Nicaragua, entre abril y julio de 2018 los ciudadanos levantaron tranques en diferentes departamentos del país como medida de presión para exigir la salida de Daniel Ortega. Además, servían como medida de defensa contra las turbas de paramilitares que causaron muerte, incendios y otros daños a su paso por cada ciudad.

Durante el juicio de Pérez, el testigo protegido Delta 01 dijo que le dio seguimiento a la agrupación “Los Chapulines financiadores”, quienes mantenían el tranque ubicado en la salida Sur de Estelí. Mientras un segundo testigo protegido denominado Bravo 01 dijo que fue invitado a formar parte de los tranques y miraba cómo los acusados llegaban a dejar comida y supuestamente entregaban municiones (morteros).

Un tercer testigo encubierto identificado como Bravo 02 dijo que en los tranques pagaban 75 dólares el día, pero «él no agarró nada» y que le asignaron un fusil AK , situación que nuca fue probada en el juicio, afirmó una de las defensas.

En celdas de máxima seguridad

Mathil Alexander Pérez Amador, también defensor de derechos humanos, fue capturado el 14 de agosto. Pérez está recluido en las celdas de máxima seguridad de La Modelo, donde solo una vez al mes ve la luz del sol durante 15 minutos.

Él fue militante sandinista y anduvo involucrado en la lucha por el seis por ciento de las universidades públicas. Sin embargo, desde hace unos años era miembro del partido político Movimiento Renovador Sandinista (MRS). De hecho, al momento de su captura, era el presidente departamental del partido.

Hijos condenados

El 29 de septiembre, durante la última marcha antigubernamental en la ciudad de Estelí, secuestraron a sus dos hijos, Kevin y Kitzel Pérez Valdivia, quienes fueron condenados a cuatro años de prisión por “exposición y abandono de personas en perjuicio de cinco miembros de la Policía Orteguista. Su caso está en espera de audiencia de apelación.