Sacerdote César Augusto Gutiérrez: Ortega y Murillo deben ser juzgados “como criminales”

El religioso vivió en carne propia la represión en Masaya en los meses de abril, mayo y junio antes que el régimen orteguista realizara la “operación limpieza”.

LA PRENSA/M. ESQUIVEL

El sacerdote César Augusto Gutiérrez, que estuvo en el barrio indígena de Monimbó hasta el exilio, aseguró que no “no hay alternativa viable para Nicaragua, sin antes pasar por la aplicación de la justicia” y acusó al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo de usar el Estado en una estructura criminal.

Se le preguntó si es confiable dialogar con Ortega y su respuesta es dura. “A estas alturas y viendo su historial, no se puede confiar. Ellos no están ahí por ideología, ni por el bien común, son una pareja que ha convertido al Estado en botín y en una estructura criminal usada contra quienes se le oponen”, aseguró.

También lea: Se exilia padre César Augusto Gutiérrez de Monimbó por amenazas de muerte y cárcel

El religioso vivió en carne propia la represión en Masaya en los meses de abril, mayo y junio antes que el régimen orteguista realizara la “operación limpieza”.

Gutiérrez era el párroco de la Iglesia San Sebastián, en Masaya, pero en julio tuvo que irse forzado del país porque había recibido amenazas de muerte y de cárcel al querer acusarlo de financiar el terrorismo, contó desde su exilio.

Justicia a las víctimas

Gutiérrez aseguró que en Nicaragua desde Ortega, Murillo y los altos mandos de la Policía son responsables de crímenes de lesa humanidad y deben ser juzgados como “criminales”.

“Comparto la opinión de monseñor Juan Abelardo Mata. Daniel Ortega y su esposa no pueden seguir gobernando (…) , ellos están política y moralmente inhabilitados para gobernar después del genocidio que han cometido contra el pueblo nicaragüense. Deben someterse a la justicia por los crímenes de lesa humanidad”, insistió el sacerdote.

“Los familiares de los asesinados y desaparecidos, los lisiados, los presos políticos a los que han estado torturando, nada puede quedar en la impunidad. Es justicia y reparación, es lo mínimo que exigimos como nicaragüenses y, en mi caso como discípulo de Jesús y miembro de la Iglesia”, recalcó el sacerdote.

También lea: Cardenal Brenes, monseñor Álvarez y el nuncio apostólico estarán presentes en el Diálogo Nacional

Gutiérrez dijo también que le daba la impresión que el Cardenal Leopoldo Brenes, Arzobispo de Managua, busca “desdramatizar” las cosas. Así explicó porque el máximo jerarca católico dijo recientemente que no sabía nada de sacerdotes exiliados dentro de la Iglesia.

Condiciones previas
El padre César Augusto Gutiérrez también afirmó que en el Diálogo Nacional se le deben poner condiciones al régimen de Ortega.

“Es algo compartido ya por la inmensa mayoría de los nicaragüenses: liberación de todos los presos políticos, libertad de movilización y de expresión, desmantelamiento y desarme de los paramilitares y grupos de choque”, planteó el sacerdote.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: