Oacnudh llama a los Estados a redoblar esfuerzos para promover una solución pacífica a la crisis en Nicaragua

El organismo pidió que esos esfuerzos estén enfocados en que "los derechos de las víctimas y la rendición de cuentas sean una prioridad"

La represión y detenciones ilegales de la Policía en Nicaragua se recrudecieron. LA PRENSA/ ÓSCAR NAVARRETE

Los organismos de derechos humanos internacionales han denunciado la grave violación de los derechos de los nicaragüenses por parte del régimen de Daniel Ortega, que tiene prohibidas las manifestaciones cívicas. LA PRENSA/ ÓSCAR NAVARRETE

La Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) hizo un llamado este domingo para que «los Estados miembros redoblen sus esfuerzos para promover una solución pacífica de la crisis actual» en Nicaragua.

En el más reciente boletín sobre la situación en el país, la Oacnudh pidió que esos esfuerzos estén enfocados en que «los derechos de las víctimas y la rendición de cuentas sean una prioridad», ya que el régimen de Daniel Ortega mantiene la represión contra las voces disidentes.

En los úlitmos meses, la represión contra la libertad de prensa ha incrementado y continúa haciéndolo con hostigamientos, intimidaciones y con detenciones arbitrarias de periodistas, aseguró Oacnudh. Señaló además que pese a las múltiples iniciativas de la comunidad internacional por apoyar la crisis política, social y de derechos humanos, esta perdura.

Contra Ley de Reconciliación

Oacnudh criticó la «Ley de Reconciliación», que fue aprobada el pasado 24 de enero por la aplanadora de diputados del Frente Sandinista. El organismo indicó que dicha ley no reconoce a las víctimas de violaciones de derechos humanos ni sus derechos a la verdad, justicia y reparación.

«Confirma la negación por parte del Estado de cualquier responsabilidad por violaciones de derechos humanos y abusos cometidos desde el inicio de la crisis en abril de 2018», señaló Oacnudh.

No se permiten marchas

Asimismo expuso que la Policía Orteguista (PO) continúa restringiendo el derecho a la reunión pacífica. Oacnud recordó que la última vez que los nicaragüenses marcharon en las calles del país fue el 23 de septiembre y desde esa fecha, «cualquier intento de protestas públicas ha sido sofocado por medio de despliegues policiales masivos, negando el permiso y declarando ilegal cualquier manifestación de grupos considerados críticos del Gobierno y mediante detenciones arbitrarias de personas involucradas en las manifestaciones».

Respecto a los presos políticos, han recibido información sobre malos tratos en el Sistema Penitenciario Nacional, conocido como La Modelo, en especial la golpiza contra varios reos durante el 31 de diciembre de 2018 por cantar el Himno Nacional. Asimismo, ha recibido datos sobre las penas impuestas a varios presos políticos, entre estos, el líder universitario, Jonathán López.

Lea también: Michelle Bachelet expresa su preocupación por Nicaragua ante Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Libertad de prensa

Dentro de los puntos que señalaron es la situación de la prensa en el país, con varios periodistas exiliados, entre estos, Carlos Fernando Chamorro, director de Confidencial, Esta Semana y Esta Noche. Asimismo, retomaron la denuncia del periodista de La Prensa, William Aragón Rodríguez, quien fue víctima de amenazas de muerte por parte de un funcionario estatal en la ciudad de Estelí.