OEA y EE.UU. cuestionan por antidemocrático el referéndum en Cuba

Régimen cubano busca ocultar su tiranía, dijo el asesor de Trump

Cuba

Un hombre se registra en uno de los colegios electorales de la Habana, antes de votar en el referendo sobre la nueva Constitución cubana. LA PRENSA/ EFE

Estados Unidos y la Organización de Estados Americanos criticaron de antidemocrático el referendo constitucional que se realizó este domingo en Cuba. Luis Almagro, secretario general de la OEA, aseguró que «en dictadura referéndum es sinónimo de fraude», mientras el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, lo calificó como “otro engaño” para “encubrir la tiranía” del “régimen” de la Habana.

«No reconocemos actos/instituciones creados por Constitución viciada de ilegitimidad de origen y contrarios a principios  de Carta Democrática Interamericana. Pueblo de Cuba no tuvo voz ayer ni la tendrá hasta recuperar la democracia», sostuvo Almagro en su cuenta de Twitter.

Lea además: Referendo Constitucional en Cuba: 5 puntos que explican por qué causa polémica la Constitución que se vota este domingo

En tanto Bolton aseguró que «el referendo constitucional de hoy (este domingo) es otro engaño del régimen cubano para encubrir su represión y tiranía”, en un mensaje en su cuenta de Twitter.“Estados Unidos respalda los llamados del pueblo cubano por la libertad y la democracia”, aseveró.

En una línea similar se expresó Marco Rubio, senador por Florida y exaspirante a la candidatura presidencial de EE. UU. en 2016, al remarcar que “el llamado “referendo” en Cuba es “otra maniobra más de la dictadura cubana para aferrarse al poder”.

Puede leer: Cuba insta a la comunidad internacional impedir una “intervención militar” en Venezuela

“El plebiscito de hoy (este domingo) no es más que una farsa y un fraude del partido comunista” de la isla, subrayó Rubio también en esa red social.

La votación

Más de ocho millones de cubanos estaban llamados el domingo a las urnas en todo el país (11.2 millones de habitantes), donde funcionan más de 25,300 colegios electorales.

La nueva Constitución busca plasmar la controlada apertura económica impulsada por el expresidente Raúl Castro, a quien sucedió Miguel Díaz-Canel en 2018, y reflejar la nueva sociedad cubana, muy diferente de la que participó en el referendo de 1976.

También: Cómo fue el “desembarco de Machurucuto”, el intento de intervención militar en Venezuela ideado en Cuba por Fidel Castro

El primer borrador del proyecto fue sometido a tres meses de consultas populares en las que por primera vez se incluyó a los más de 1.4 millones de cubanos residentes en el exterior, aunque estos no pueden votar en el referendo.

El texto que este domingo se sometió a referendo quedó modificado en un 60 por ciento respecto al proyecto inicial, tras la inclusión de las propuestas recogidas durante los debates ciudadanos y la eliminación de artículos polémicos como el que abría la puerta al matrimonio gay en la isla caribeña.

Lea: Los hombres tras la troika de Donald Trump

La versión revisada vuelve a incluir el término “comunismo”, que no aparecía en el borrador inicial; mantiene al Partido Comunista como “fuerza dirigente superior de la sociedad”; fija el mandato presidencial en un máximo de dos períodos consecutivos de cinco años y establece un límite de 65 años para acceder por primera vez a la jefatura del Estado.

Referendo “antimperialista”

Poco después de las 8:00 de la mañana el presidente cubano Manuel Díaz-Canel se presentó a su centro de votación para participar en la jornada y ahí elogió el proceso. Después publicó en Twitter la foto del momento de su votación.

Además: ¿Por qué los cubanos le dicen “La Yuma” a Estados Unidos?

Un día antes, también en esa red social, Díaz-Canel había afirmado que la Constitución sometida a referendo “ garantiza los derechos de todos, es antimperialista y enaltece la dignidad de nuestro pueblo”.

La Constitución que sustituiría a la de 1976 ratifica el comunismo, pero como novedad reconoce la propiedad privada y considera que la inversión extranjera es necesaria.

Socialismo “irrevocable”

Entre los puntos que han desatado controversia es el que “la nueva Constitución mantiene el mismo modelo de elección presidencial indirecta que ya legitimó la Carta Magna de 1976”, observa la BBC.

Es decir, señala, el modelo de elecciones en Cuba permite a los cubanos elegir mediante su voto a sus representes a nivel de barrio, municipio y provincia, pero no existen mecanismo para que puedan elegir directamente a sus máximos dirigentes.

Además, el Partido Comunista de Cuba queda ubicado por encima de todas las instituciones del Estado elegidas democráticamente. Y se establece el carácter “irrevocable” del socialismo como sistema político.

La Constitución sometida a referendo incluso incluye “el derecho de combatir por todos los medios, incluyendo la lucha armada” contra cualquiera que pretenda un cambio el “orden político, social y económico establecido”.

25,300 colegios electorales abrieron sus puertas este domingo en Cuba para votar en el referendo sobre la nueva Constitución. Más de ocho millones de cubanos
estaban convocados.