Estados Unidos sanciona a cuatro gobernadores del régimen de Nicolás Maduro

Estados Unidos acusó a los gobernadores de estar implicados "en el bloqueo de la entrega de ayuda humanitaria y la endémica corrupción"

ayuda humanitaria

La nueva ronda de sanciones se produce después de que la tensión se disparase en Venezuela este fin de semana por los enfrentamientos en la frontera con Colombia y Brasil. LA PRENSA/EFE

El Gobierno de Estados Unidos impuso este lunes nuevas sanciones económicas a cuatro gobernadores estatales venezolanos, próximos al dictador Nicolás Maduro, a los que acusó de estar implicados «en el bloqueo de la entrega de ayuda humanitaria y la endémica corrupción».

«Los intentos del ilegítimo régimen de Maduro de bloquear la ayuda humanitaria destinada al pueblo venezolano son vergonzosos. El Tesoro está sancionando a cuatro gobernadores estatales alineados con el expresidente Maduro por frenar una asistencia humanitaria gravemente necesitada», dijo el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin.

Lea además: Mike Pence asegura que bloqueo a ayuda humanitaria fue un “acto desesperado de un tirano que se aferra al poder”

Los sancionados son los gobernadores de los estados venezolanos de Apure, Ramón Carrizalez, y Zulia, Omar José Prieto, ambos fronterizos con Colombia, y los de los costeros de Carabobo, Rafael Lacava, y Vargas, Jorge Luis García Carneiro, que cuentan con importantes puertos marítimos.

Como consecuencia, quedan congelados los activos que puedan tener bajo jurisdicción estadounidense y se prohíbe llevar a cabo transacciones financieras con ellos por parte de entidades estadounidenses.

Mnuchin remarcó que «EE.UU. respalda por completo los esfuerzos del líder del Parlamento de Venezuela, Juan Guaidó, quien el mes pasado se declaró presidente interino de ese país, para enfrentar la endémica corrupción, los abusos de derechos humanos, y la violenta represión que se han convertido en el sello» del régimen de Maduro.

Puede leer: Regímenes en Venezuela y Nicaragua: los hijos represores del castrismo

En un comunicado paralelo, el Departamento de Estado subrayó que EE.UU. «no permanecerá sin hacer nada mientras a la gente de Venezuela se le deniegan necesidades básicas y se le hace sufrir sin necesidad». «Estas acciones tienen consecuencias», agregó la nota.

La nueva ronda de sanciones se produce después de que la tensión se disparase en Venezuela este fin de semana por los enfrentamientos en la frontera con Colombia y Brasil, cuando opositores venezolanos trataron de introducir camiones con asistencia humanitaria internacional en el país, algo que fue impedido por las fuerzas gubernamentales. Como consecuencia, se produjeron cuatro muertos y más de dos centenares de heridos.

También: Exiliados en Estados Unidos piden intervención militar en Venezuela

Este lunes el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, se encuentra en Colombia para expresar su «firme» respaldo a Guaidó, presidente interino de Venezuela, y para participar en la conferencia del Grupo de Lima convocada con el objeto de analizar la crisis venezolana.

Venezuela vive una situación de inestabilidad política desde el 10 de enero, cuando Maduro volvió a tomar posesión del cargo de presidente tras imponerse en las elecciones de mayo pasado, no reconocidas por parte de la comunidad internacional.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: