Regímenes en Venezuela y Nicaragua: los hijos represores del castrismo

Los grupos de civiles armados, conocidos en Nicaragua como paramilitares, son llamados “colectivos” en Venezuela

Daniel Ortega, Nicolás Maduro y Raúl Castro. LAPRENSA/ARCHIVO

La represión contra civiles que se observó el sábado reciente en la frontera entre Venezuela y Colombia, hizo recordar la represión que vivió Nicaragua en los meses más críticos de la crisis que comenzó el 18 de abril pasado.

La Guardia Nacional Bolivariana y grupos irregulares armados actuaron con el objetivo de impedir el ingreso de la ayuda humanitaria.

Esos grupos de civiles armados, conocidos en Nicaragua como paramilitares, son llamados “colectivos” en Venezuela.

Lea además: Seis métodos dictatoriales que comparten Daniel Ortega y Nicolás Maduro

El reporte oficial indica que hubo al menos cuatro muertos y casi trescientos heridos el sábado pasado en el país sudamericano, donde todo el mundo fue testigo cómo el régimen de Maduro prefirió quemar la ayuda humanitaria que permitir que llegase a los necesitados de su país.

En Nicaragua, el régimen de Daniel Ortega aplastó a sangre y fuego las protestas civiles que demandan su salida del poder, usando a la fuerza de la Policía Orteguista y también a grupos civiles armados, lo que a la fecha ha dejado entre 325 y 535 muertos, según diferentes reportes de organismos de derechos humanos.

Diseño cubano

El político opositor y exdiputado Eliseo Núñez Morales manifestó que si los regímenes de Venezuela y Nicaragua actúan de manera idéntica es porque siguen al pie de la letra el modelo de terrorismo de Estado diseñado por los cubanos castristas.

También lea: Los dictadores Daniel Ortega y Nicolás Maduro en manos de los países del Caribe

Núñez dijo que ese método implica la impunidad, lo que hace posible que hordas ataquen al margen de la ley y sin ningún obstáculo a su paso, con una capacidad de fuerza que le dan las armas modernas, lo que implica “alta violencia”.

“Cuba se ha convertido en un imperio del mal en América Latina. Tiene un diseño que parte del quiebre del contrato social. Les da impunidad, les da armamento y los pone en contra del resto de la sociedad con unos niveles de impunidad absoluto. Ahí es donde tenés a este modelo que es el mismo modelo en Cuba, el mismo modelo de la Nicaragua de los años ochenta y el mismo modelo de Venezuela desde que estaba Hugo Chávez (2009-2013)”, aseveró Núñez.

Terrorismo de Estado

Según Núñez, estos regímenes dictatoriales no tienen pudor ni esconden el daño que hacen, porque tienen que mostrarlo para que sirva de ejemplo a los demás.

Lea además: El año en que Venezuela movilizó dos destructores para bloquear buques soviéticos y se opuso al comunismo y a la influencia de la URSS y Cuba

“No ocultan que están masacrando a alguien, enseñan, porque esto al final conlleva a lo que se conoce como terrorismo de Estado. Terrorismo no es más que hacer cosas que obligan al resto de la sociedad, por terror, a tomar una decisión favorable al terrorista. Entonces esto es lo que hacen, aterrorizan a la población”, agregó.

Por su parte, el general en retiro Hugo Torres afirmó que Nicaragua y Venezuela repiten un patrón de represión de corte fascista y estalinista, que alude a un tipo de gobierno totalitario y antidemocrático.

Lea también: Daniel Ortega replica guión represivo de Nicolás Maduro contra las protestas

El asedio y la persecución a los opositores, campañas difamatorias a través de las redes sociales, el uso de fuerzas de choque, arrestos sin orden judicial, violencia en las detenciones, entre otras, son las similitudes que se pueden encontrar en este tipo de regímenes, según Torres, pero hace la diferencia de que en Nicaragua Daniel Ortega ha sofisticado la represión y tiene un control absoluto de sus instituciones.

“Ortega construyó un entramado de la represión desde que ascendió al poder en 2007”, lamentó el militar en retiro.

Las similitudes

La socióloga y experta en temas de seguridad pública Elvira Cuadra observó que las similitudes más relevantes de la represión en Venezuela y Nicaragua son: uso desproporcionado de la fuerza, uso de gases lacrimógenos y armas de fuego para atacar a la población, el impedimento al ejercicio de legítimos derechos y la actuación conjunta con grupos de civiles armados contra los manifestantes pacíficos.

Lea más en: Régimen orteguista mata más y más rápido en Nicaragua que el chavismo en Venezuela

Cuadra añadió que “la base de su actuación, en ambos casos, es una voluntad autoritaria que pretende impedir las acciones de protesta y el derecho de manifestación”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: