FIDH envía carta a Daniel Ortega por medio de representantes diplomáticos en diferentes países del mundo para demandar la libertad de presos políticos

“De la represión al error”, es el nombre de la campaña que impulsa la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), junto a sus organizaciones miembros, para demandar la libertad de los presos políticos.

Nicaragüenses hacen un plantón en Copenhague, Dinamarca. LAPRENSA/CORTESÍA

Movilizaciones frente a embajadas en más de cien países, donde Nicaragua tiene representación diplomática, además de la entrega de una carta dirigida al dictador Daniel Ortega, por medio de sus representantes, son las acciones que forman pare de la campaña “De la represión al error”, impulsada por la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), junto a sus organizaciones miembros.

En la misiva, la FIDH demanda la liberación de los presos políticos, la restauración de la personalidad jurídica a las organizaciones no gubernamentales y que se brinden las garantías para el ejercicio de la defensa de los derechos humanos en Nicaragua.

En medio de un contexto de represión y vulneración de los derechos humanos, la FIDH también hizo un llamado al Estado de Nicaragua «a crear las condiciones necesarias para un efectivo diálogo programado para el día de mañana 27 de febrero».

Lea también: Experta del GIEI: La violación de derechos humanos en Nicaragua es “algo no visto en décadas en Centroamérica”

De acuerdo con una publicación del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, una de las organizaciones miembros de la FIDH, la carta ya fue entregada en la sede diplomática de Bruselas, Bélgica, cuyo embajador es Mauricio Lautaro Sandino.

Vilma Núñez, presidenta del Cenidh, expresó que este tipo de iniciativas se consideran como mecanismo no formales de derechos humanos. Contribuyen, sino a sensibilizar al gobierno, demuestra que el rechazo internacional sigue firme, también ayuda a visibilizar y crear conciencia para que los Estados que forman parte de los organismos multilaterales «no bajen la presión que actualmente existe sobre el gobierno de Nicaragua», dijo.

Lea además: Unos 200 defensores de derechos humanos trabajan en Nicaragua de manera clandestina

 

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: