Daniel Ortega «no habla de una justicia verdadera», dice obispo Abelardo Mata

El obispo de Estelí asegura que Ortega y Murillo deben abandonar el poder porque "ya tienen muy manchadas las manos de sangre de tantos inocentes nicaragüenses que han sido asesinados cruelmente por solo el hecho de querer reclamar libertades públicas"

Monseñor Abelardo Mata, obispo de Estelí, habló en nombre de la Conferencia Episcopal para exigir el cese de la represión durante el diálogo nacional. LA PRENSA/ CARLOS VALLE

Monseñor Abelardo Mata, obispo de Estelí y secretario de la Conferencia Episcopal. LA PRENSA/ ARCHIVO/CARLOS VALLE

Monseñor Juan Abelardo Mata Guevara, de 73 años, asegura que desde la edad de los diez años le nació el deseo de servir a Dios a través de la Iglesia Católica. Es el tercer obispo, que desde 1987, está al frente de la Diócesis de Estelí y actualmente funge como secretario de la Conferencia Episcopal de Nicaragua. Es considerado uno de los líderes de la iglesia más crítico al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

A Mata, Ortega y Murillo lo vinculan a los grupos de oposición y lo tachan de ser un sacerdote golpista. Es víctima de constante asedio. En julio pasado paramilitares y turbas le dispararon al vehículo en el que se desplazaba en Nindirí, Masaya, y, asegura, que cada vez que sale es perseguido por motorizados o vigilado en lugares públicos. ​Todo esto a raíz de su participación en la mesa del diálogo que se entabló tras las protestas en contra de Ortega y Murillo, que fueron reprimidas y que dejaron más de 500 muertos, según los organismos de derechos humanos, más de mil heridos y hasta ahora más de 750 presos políticos.

¿Teme que el orteguismo intente hacerle algún daño?

A como están las cosas no podemos estar seguros de que no nos van hacer algo en el camino, por eso, primero se monitorea bien las comunidades para poder llegar a algún templo y parroquia a oficiar misa junto a los sacerdotes de estos municipios. Cosas que tenemos que hacer para sobrevivir.

Lea además: Obispo Abelardo Mata califica de inhumano al régimen orteguista

¿Hay quienes afirman que usted es muy radical en sus señalamientos al gobierno Ortega Murillo?

Esos señalamientos vienen de este gobierno comunista porque les incomoda que se les diga las verdades de frente. Ellos están acostumbrados a sus aduladores y no que se les cuestione por las cosas malas que hacen. Yo lo hice también en su tiempo al gobierno de doña Violeta Chamorro, del doctor Arnoldo Alemán y de don Enrique Bolaños, y ¿porque tengo que hacer la excepción con este gobierno?.

¿Si usted tuviera de frente a Daniel Ortega y a Rosario Murillo que les diría?

Que se vayan, que dejen el poder porque ya tienen muy manchadas las manos de sangre de tantos inocentes nicaragüenses que han sido asesinados cruelmente por solo el hecho de querer reclamar libertades públicas, de manifestarse, de marchar, de expresarse libremente y de exigir un mejor país.

Puede leer: Obispo Abelardo Mata: Ortega “se ha vuelto como una bestia”

¿Usted cree que Rosario Murillo es una persona que ama a Dios, ya que constantemente se le ve en sus alocuciones citando pasajes de la biblia?

Eso es un uso abominable de la biblia para sus maquiavélicos intereses en el poder. Yo estoy convencido de que ni ella cree que es fiel católica, únicamente usa a Dios para sus intereses. Si ella creyera en Dios, si ella le tuviera temor y respeto a Dios no hubieran hecho lo que hicieron de asesinar, de masacrar y torturar a los hijos de este pueblo humilde y trabajador.

¿Cree que exista voluntad de Daniel Ortega por el diálogo nacional que ha convocado para este próximo miércoles?

Yo no creo nada de él, antes de la crisis de abril del año pasado llevamos como Iglesia una propuesta y jamás respondió; y cuando lo hizo fue para desestimar lo que le habíamos planteado en un inicio. El diálogo que él propone tiene más beneficio para el sector empresarial que están preocupados más por su capital que por las necesidades de un pueblo que sufre la opresión.

Él está hablando más de la crisis económica y de estabilizar el país por sus interés y el de su cúpula orteguista del capital económico que ahora amasan por millones, pero no habla de una justicia verdadera, de poner en libertad a los más de 750 presos políticos que están sufriendo vejámenes y de acabar con las persecuciones y secuestros que no paran sino más bien que se están incrementando a diario.

También: Embajador del papa en Nicaragua: “Hay que darle confianza al diálogo, porque no hay otra alternativa”

Ahí también tienen una cuota grande de responsabilidad el gran capital económico de los empresarios nicaragüenses y que a veces hacen alianzas con las dictaduras porque piensan más en sus empresas, que sin la mano de los obreros no podrían existir. Ellos deben ser más sinceros y humanos y no continuar dejarse manipular por la dictadura de este país.

AdemásQuiénes son los representantes de la Alianza Cívica en el Diálogo Nacional

Nicaragua solo podrá salir de esta crisis sociopolítica y económica si todos los opositores a la dictadura se unen, porque vemos que hay desunión por intereses personales, intereses mezquinos que le hacen mucho daño al sufrido pueblo nicaragüense. Yo les digo únanse, no con esos partidos zancudos que han sido domados para el servicio de esta tiranía.

¿Por qué ahora Daniel Ortega le asigna a la iglesia el papel de testigos y no como mediadores o garantes en el Diálogo Nacional?

El gobierno invitó al cardenal Leopoldo Brenes y al nuncio apostólico, monseñor Waldemar Stanislaw para que participen del Diálogo Nacional como testigos, donde también estará monseñor Rolando José Álvarez, obispo de la Diócesis de Matagalpa, pero aquí es necesario exigir garantes de este proceso porque la credibilidad del gobierno está por los suelos, y ahí deben de estar organismos de derechos humanos como la CIDH, representantes de la OEA y de las Naciones Unidas (ONU), entre otros.

Pero también esto dependerá de los participantes de la Alianza Cívica si están de acuerdo con las condiciones del diálogo en que hay que exigir la puesta inmediata de la libertad de todos los presos políticos para ir dando pasos firmes.


Plano personal

Monseñor Mata pasa el mayor tiempo en su oficina de la Casa Episcopal, ubicada a dos kilómetros al norte de la ciudad de Estelí.

Tuvo 18 hermanos, de lo cuales solo nueve están vivos. Uno de los mayores recuerdos es la muerte de dos hermanas, de 13 y 15 años, las que se ahogaron en el Lago de Managua, cuando él apenas tenía cuatro años.

Lea: “Cualquier agresión contra un ser humano es un pecado grave contra Dios”, dijo Monseñor Silvio Báez sobre golpiza a presas políticas

Inició sus estudios religiosos en la Congregación Salesianos de Don Bosco y en 1965 ingresó al noviciado de la congregación salesiana. Los votos religiosos los hizo en 1966 y terminó sus estudios teológicos en el Instituto Teológico Salesiano de Guatemala en 1973.

Fue ordenado como sacerdote el 15 de agosto de 1976 y en marzo de 1978 fue consagrado monseñor. Fue nombrado obispo de la Diócesis de Estelí el 13 de febrero de 1987 y consagrado como tal el 16 de marzo del mismo año en la Arquidiócesis de Managua.


Cuando Mata no oficia eucaristías dice que atiende las necesidades de la Universidad Católica del Trópico Seco (UCATSE), la cual es rectorada por la Iglesia Católica. «Otorgamos becas a muchos estudiantes universitarios con carreras de agronomía, porque son de escasos recursos económicos y también por sus excelentes notas. También está el campus de medicina y la de ganadería donde los estudiantes realizan sus prácticas de campo».  Además atiende la parte administrativa: revisa y ordena documentos, material de donativos y «material del que se debe suplir a las otras iglesias y templos parroquiales a cargo de la Diócesis que presido».

Además: Régimen intenta manipular la fe mediante actividades de bendición en Managua

Además, junto al  Roberto Petray, atienden las denuncias de las víctimas de abusos del régimen de Ortega «que buscan respaldo de la iglesia, como también los miles de jóvenes exiliados que buscan apoyo para asilarse. Además está la realización de los retiros espirituales que mantenemos como iglesia y la búsqueda de apoyo a nuestra labor pastoral».

Mata y Petray  han presidido las Comisiones de Justicia y Paz de la Iglesia Católica y también han representado a la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) en la región norte del país, e incluso en las zonas de la Costa Caribe, donde les tocó atender las muchas denuncias de violación de derechos humanos y asesinatos de muchos exmiembros de la resistencia nicaragüense.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: