Selección de Futbol pierde peso en ataque y cae ante Sub-23 de Guatemala

El partido era para probar a varios jugadores nuevos y la mayoría mostraron destalles individuales rescatables

Kevin Serapio (14) lució bien los minutos que disputó. LAPRENSA/ OSCAR NAVARRETE

La Selección de Futbol se apagó este miércoles por la noche ante la Sub-23 de Guatemala, que ganó 1-0. Ni rastros del equipo nacional eléctrico en ataque y seguro en sus movimientos defensivas en encuentros anteriores. La versión de esta noche en el Estadio Nacional debe ser el modelo que no se debe repetir nunca más porque momentos los chapines lucieron muy superiores hasta al minuto 71 cuando se quedaron con un jugador menos.

El resultado es lo menos importante porque estaban solo cuatro jugadores consolidados (Manuel Rosas, Josué Quijano, Carlos Chavarría y Luis Galeano) y ninguno en su mejor versión, algo poco alentador tomando en cuenta que en marzo se juega el boleto a la Copa Oro. Pensando en ese duelo se pactó este partido para medir al grupo en lo colectivo y observar a  varios nuevos como Armando Goufas, el más destacado de todos.

Armando Goufas lideró el ataque de la Selección. LAPRENSA/ OSCAR NAVARRETE

Desde el arranque aparecieron los disgustos. Guatemala se apoderó del esférico y lo movió de un lado a otro.No tardó en desajustar la línea defensiva, que lució vulnerable en casi todo el encuentro. Oscar López se desconcentró y dejó picar un balón en el área y Carlos Alvarado (4) atento en todo fusiló a Henry Maradiaga.

Pobre ofensiva

El portero de la Azul y Blanco evitó un sonrojante 2-0 al primer tiempo con su oportuna atajada a Harim Quezada (8). Todo lo visto hasta el momento era para cerrar los ojos hasta que Armando Goufas empezó a mostrarse. El volante nacido en Grecia robó el balón, se quitó a su marcador y disparó con potencia obligando atajar al portero chapín Mario Mendoza.

Goufas (25) se volvió a ofrecer y Kevin Serapio le puso un balón a la espalda de los centrales, se quitó a un adversario y remató nuevamente con potencia a la portería. El volante generó expectativa cada vez que tomó el esférico por su explosividad y descaro desde la banda, características que busca el seleccionador en los atacantes.

Ese desparpajo de Goufas le faltó a Jorge Betancur, quien se acaba de nacionalizar, en el otro extremo. El jugador de origen colombiano no tuvo la profundidad esperada, aunque generó algunos centros. Después centró su posición y tuvo más contacto con el balón de cara al gol sin mayor repercusión.

De menos a más

Renato Punyed estuvo de menos a más. Le costó meterse en el juego, sobre todo en la primera parte, pero poco a poco se fue adaptando y se acopló al medio campo, caso contrario de Kevin Serapio, otro jugador en prueba que lució fuerte y bien posicionado en los minutos que disputó.

La expulsión del chapín Esteban García supuso un punto a favor de los nicas. Sin embargo, en los momentos que encimó solo una vez coqueteó con el gol en el potente disparo de Luis López (85), tras centro de Quijano, que el portero Mendoza sacó a tiro de esquina.

El jugador adicional nunca pesó para maquillar el marcador, que rescató lo mostrado por  Goufas y Punyed, quienes tendrán la prueba decisiva el 3 de marzo ante Bolivia.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: