Dictador Daniel Ortega no le toma importancia a los derechos humanos

Desde abril pasado, la crisis de violación de derechos humanos por parte del régimen orteguista ha sido denunciada por organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales; sin embargo, desde antes, el régimen le había dado poca importancia al tema.

Uno de los jóvenes que había sido detenido muestra las agresiones de las que fue víctima. LA PRENSA/URIEL MOLINA

Desde abril pasado, la crisis de violación de derechos humanos por parte del régimen orteguista ha sido denunciada por organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales; sin embargo, desde antes, el régimen le había dado poca importancia al tema.

Así lo considera la presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Vilma Núñez, quien explicó que en el pasado Examen Periódico Universal (EPU-2014), el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas emitió un total de 209 recomendaciones para el país, de estas, el régimen rechazó 51 y declaró que ocho estaban en implementación.

Solo admitió 150 recomendaciones, pero después de cinco años del EPU, apenas ha cumplido dos, expresó Núñez. Estas son referidas a ratificación de tratados o convenios internacionales.

Núñez explicó que al régimen nunca le han importado los derechos humanos. Adelantó que en el informe que el Cenidh envió para el EPU 2019, incluyeron todas las violaciones que han sucedido desde abril, cuando la sociedad salió a las calles para protestar contra la fallida reforma a la seguridad social, y después se convirtió en demandas de justicia y democracia.

El examen permite analizar el nivel de cumplimiento de cada país con respecto a las observaciones establecidas en informes anteriores. En este caso, Nicaragua estaría bajo dicha evaluación, otra vez, en mayo.

La defensora explicó que el EPU no emite condenas o resoluciones, sino que se obtienen recomendaciones para que el Estado mejore; en el caso de Nicaragua, en sus dos EPU pasados ha salido muy mal, expresó.

El tema de derechos humanos en el país empeoró en abril de 2018, cuando la población sufrió la represión por parte de fuerzas paramilitares y policiales, que provocaron dolor y muerte en todo el territorio nacional; hubo más de trescientas víctimas asesinadas, miles de heridos, desaparecidos y cientos de presos políticos.

Lea además: Derechos Humanos en Nicaragua sufren una de sus peores crisis en los últimos 30 años

 Otros derechos coartados

Para el especialista en derechos humanos Uriel Pineda, en el país no hay un mayor reconocimiento normativo del derecho internacional de los derechos humanos, es decir, que varios instrumentos siguen pendientes de ratificación.

Por otro lado, las líneas de medición sobre el cumplimiento de derechos humanos en Nicaragua “se han ocultado” o “se han maquillado”, expresó el experto.

Por esas razones, Nicaragua no puede estar aprobada en los EPU, indicó. A partir de abril “se evidenció a nivel internacional el incumplimiento (en materia derechos humanos)”, dijo.

Además expresó que se está frente a violaciones de las libertades básicas, como el tema de la libertad de expresión, de movilización, la cual está restringida no solo desde abril, sino desde mucho tiempo antes.

Desde el año pasado el régimen prohibió, por medio de la Policía Orteguista, las movilizaciones pacíficas, de tal forma, que cualquier intento de manifestación es bloqueado.

Lea también: Urge mecanismo que aborde la crisis de violación de derechos humanos en Nicaragua

Crímenes

Al régimen de Daniel Ortega lo han señalado de cometer crímenes de lesa humanidad, según reveló la investigación realizada por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, que estuvo en el país durante casi seis meses y habló con familiares de las víctimas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: