Zona de Strikes: Erasmo Ramírez debe dar la batalla en Boston

Erasmo Ramírez tiene experiencia, es flexible y no cuesta mucho, pero además, le lanza bien a los equipos del sector Este de la Liga Americana

Jonathan Loáisiga

Edgard Rodríguez C.

Cuando Erasmo Ramírez cerró la temporada del 2015 con balance de 11-7 y 3.75 para Tampa Bay, las expectativas se dispararon con miras al 2016. Era natural. Más construido como lanzador y más preciso en su puntería, comenzamos a hacer planes de unos 15 triunfos para el nica.

En lugar de eso, Ramírez acumuló 7-11 y 3.77. Fue convertido en relevista y tuvo una apertura en toda la campaña. Fue bueno descubrir que era flexible para desempeñar cualquier rol en un staff de lanzadores, pero su valor cayó y hasta se volvió innecesario en un staff repleto de juventud.

Así que regresó a Seattle a través de un cambio y el balance de 1-3 y 3.92 conseguido en esa recta final de ese 2017, ayudó poco a mejorar el 4-3 y 4.80 con el que llegó desde Tampa. Pero lo peor no fue el 5-6 y 4.39 con que terminó la temporada regular, sino la seguidilla de lesiones que lo acosó.

Desde entonces, Erasmo ha estado atenazado por las lesiones e inconsistencias. En 2018 cerró con 2-4 y 6.50 en diez juegos, mientras era dejado libre por Seattle. Ahora está en Boston a través de un contrato de liga menor, fuera del roster de 40 y lanza como invitado en el Spring Training.

¿Qué tanto chance tiene? Hay oportunidad. Boston es un gran equipo sin duda. Su rotación abridora está definida, pero su bullpen necesita ser reconstruido al perder sus dos mejores brazos: Joe Kelly, ahora en los Dodgers y Craig Kimbrell, quien desea 100 millones en su contrato.

Ahora mismo Matt Barnes y Ryan Brasier son las figuras establecidas entre los relevistas. Los demás tienen que pelear un lugar y Ramírez tiene experiencia, flexibilidad y es barato. Así que muy seguro va a echar los restos para aferrarse a la oportunidad que aparezca.

Pero además de recorrido y versatilidad, Erasmo tiene buenas cifras en el Fenway Park, la casa de los Medias Rojas, donde suma 3-1 y 2.05. Y trabaja bien ante equipos del Este: 1.99 a Tampa, 2.89 ante los Orioles y 3.65 contra los Yanquis. Recuerde que hay 18 juegos entre cada club de la misma División.

Así que podemos ser optimistas, pero lo esencial es lo que muestra ahora. Pero si continúa saludable, no hay duda que va a dar la batalla, como lo ha hecho a través de su carrera.

Sigue a Edgard Rodríguez en Twitter: @EdRod16 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: