Erasmo Ramírez admite dos jonrones y revive viejo problema

El nica Erasmo Ramírez tiene la cuarta más alta frecuencia de jonrones permitidos en los últimos tres años en las Grandes Ligas.

Erasmo Ramírez permitió dos jonrones en su última salida. LAPRENSA/ARCHIVO

Una de las mayores debilidades del bigleaguer nicaragüense Erasmo Ramírez a la lo largo de su carrera ha sido lidiar con los cuadrangulares y es quizá una de las principales razones que lo tiene sin un puesto fijo en estos momentos en las Grandes Ligas.

La tarde de este miércoles volvió a mostrarla, al recibir jonrones de Nate Lowe y Daniel Robertson que empañaron una labor de dos entradas y cuatro ponches. Los tablazos de Lowe y Robertson. Fueron los únicos hits y carreras contra el rivense, en la derrota de los Medias Rojas de Boston 5-4 ante los Rays de Tampa Bay en los juegos primaverales.

La efectividad de Erasmo en el spring quedó en 6.00, por dos carreras limpias en tres episodios, con dos hits en contra, sin bases y seis ponches, en su afán por ganarse un puesto en Boston.

Dos batazos a la calle se los pegan a cualquiera, incluso a los mejores, pero la diferencia es que con Erasmo se ha vuelto recurrente. El año pasado le dieron 14 jonrones en 45.2 entradas, lo que es una exageración, y su ritmo se ha elevado en los últimos tres años, al punto que es el cuarto lanzador que más cuadrangulares permite cada nueve innings desde 2016.

Josh Tomlin, de los Indios, es el tirador más bombardeado con un promedio de 1.96 jonrones cada nueve innings, seguido de James Shields (1.81) y Dylan Bundy (1.70).

Luego está Erasmo con 1.68 ovnis recibidos cada nueve episodios, consecuencia de 50 cuadrangulares en 267.2 entradas.

Shields y Bundy, al igual que Erasmo, luchan por sobrevivir arriba, mientras que Tomlin compensa su elevada frecuencia de jonrones permitidos con ser el tirador que menos bases por bolas otorga en el beisbol, con un promedio de 1.07 cada nueve innings. Erasmo es el número 28 con un ritmo de 2.32 pasaportes cada nueve entradas.

Actualmente, Erasmo intenta quedarse con un puesto en el staff de los campeones mundiales. Su experiencia y versatilidad como lanzador, lo hacen alguien que merece ser visto, incluso en un cuerpo de lanzadores tan poblado como el de Boston. Sin embargo, todos los equipos desean tener material suficiente ante una temporada larga y si el nica no arranca en el equipo, será una opción en el transcurso del año.

Sin embargo, debe seguir batallando con reducir la tasa de jonrones que permite.

Así fue

Erasmo enfrentó a los Rays en los innings 3 y 4. Tras dominar a Tommy Pham en una línea a la inicial, Nate Lowe le disparó un jonrón estimado de 450 pies de distancia. El nica mostró su carácter ponchando a Avisail García y Joey Wendle.

En el cuarto, abanicó a Kevin Kiermaier, pero Daniel Robertson sacudió la pelota por el bosque izquierdo.  Mike Zunino, quien le recibía los disparos al rivense en Seattle, dio un elevado a la segunda base y Michael Pérez vio pasar el tercer strike.

Cheslor con .333

Cheslor  Cuthbert conectó un hit en dos turnos, como sexto bate y primera base de los Royals, en la derrota 15-2 ante los Gigantes.

El costeño  batea para .333, por tres hits en nueve turnos en el spring.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: