Presidente del Parlamento Europeo advierte que «llegarán las medidas» a Nicaragua si no cesa la represión

Unión Europea es uno de los principales donantes de Nicaragua y para este año tiene comprometidos 128.12 millones de córdobas en concepto de cooperación no reembolsable.

El presidente del Parlamento  europeo, Antonio Tajani, lanzó una nueva advertencia de sanciones al gobierno de Daniel Ortega, si no cesa la represión a la prensa y a la sociedad civil, manifestó en su cuenta de Twitter. «Si no hay resultados concretos, llegarán las medidas», expresó.

La Unión Europea es uno de los principales donantes de Nicaragua y para este año tiene comprometidos 128.12 millones de córdobas en concepto de cooperación no reembolsable, según datos del Presupuesto General de la República.

Lea también: Régimen orteguista acelera las sanciones de la Unión Europea

El mensaje de Tajani fue publicado en Twitter el mismo día de la reapertura del diálogo nacional entre representante del gobierno de Ortega y representantes de sectores opositores, agrupados en la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, pero también en momentos que fueron liberados 100 presos políticos, de un total de 767, lo que ha sido criticado y visto como una cuota por sentarse a negociar con la oposición.

Lea además: Régimen se “guarda” a más de 600 presos políticos para usarlos como fichas de cambio

Desde el pasado 14 de febrero Tajani envió una fuerte carta a Ortega en la que le reclamó por no garantizar la integridad física de las presas y reos políticos, como lo acordaron durante la visita de los parlamentarios europeos, el mes pasado que estuvieron en el país.

Esa carta fue en reacción a la últimas agresiones que sufrieron las presas políticas en la cárcel de mujeres La Esperanza, el 7 de febrero, y también del traslado de algunos reos a una nueva prisión, según la denuncia que hicieron sus familiares.

Tajani recordó en la misiva las peticiones que hicieron los diputados del Parlamento Europeo cuando estuvieron en Managua: libertad provisional de los presos políticos sometidos a juicio, cese de las limitaciones a las libertades y el acoso a los líderes sociales y regreso de los organismos nacionales e internacionales de derechos humanos.

Desde el 18 de abril 2018, Nicaragua vive una crisis por la represión policial y paramilitar contra las protestas civiles que demandan la salida del poder de Daniel Ortega. Según organismos de defensa de derechos humanos, entre 325 y 535 personas han muerto debido a la represión y más de 760 están presas por participar en las protestas.

El régimen orteguista solo reconoce 199 muertos, a quienes identifica como policías y simpatizantes de su gobierno. Ortega también asegura que la violencia es promovida por sectores adversos que buscan realizar un “golpe blando” en su contra, a quienes acusa de terroristas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: