Daniel Ortega acerca el país al colapso con el paquetazo fiscal

Funides advirtió el jueves que la recién aprobada reforma a Ley de Concertación Tributaria tiene bajas probabilidades que logre sus objetivos, debido al contexto actual

Industria turística advierte que esta reforma fiscal terminará con las pocas empresas que han sobrevivido a la crisis. LAPRENSA /ARCHIVO

Lejos de conseguir los 317 millones de dólares que urgen a la dictadura de Daniel Ortega para cubrir el hueco financiero que ha provocado la crisis económica, propiciada por su represión, el paquetazo fiscal está condenado al fracaso por la actual recesión económica y por ello expertos temen mayores medidas recaudatorias en tres meses.

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) advirtió ayer que la recién aprobada reforma a Ley de Concertación Tributaria tiene bajas probabilidades que logre sus objetivos, debido al contexto actual.

Lea además: Cosep se ampara contra brutal reforma del INSS

A criterio de Funides, la moción introducida por el Ejecutivo y aprobada ayer evidencia la naturaleza recaudatoria de la ley; aspecto que ya había sido planteado por varios sectores, antes que se aprobara. “Dados los problemas de liquidez que enfrenta el Gobierno Central, necesitan que la reforma brinde resultados rápidos, de lo contrario es probable que se realicen nuevas modificaciones de carácter recaudatorio”, detalla.

Al respecto, el centro de pensamiento reiteró que “la reforma tributaria en un contexto de recesión tiene implicaciones negativas que agudizan la contracción económica que experimenta el país”.

Lea también: Las reformas tributarias y a la Seguridad Social: Un ejemplo de la política de distracción de Daniel Ortega

“Esta contracción de la actividad económica significaría menores ingresos fiscales y limitaría la capacidad de la reforma tributaria de cumplir con su objetivo de solventar las necesidades financieras del Gobierno. Por tanto, el Gobierno evaluaría el rendimiento de la reforma en el primer trimestre de su aplicación para ver si sus efectos recaudatorios se mantienen o si se han erosionado antes de lo previsto”, explica.

Para este año Funides prevé que la economía caiga entre 7.3 y 10.9 por ciento. La crisis ya ha dejado sin trabajo a más de cuatrocientas mil personas, situación que se agravará con el ajuste fiscal, que gravó varios productos de la canasta básica, aumentó la contribución mensual de las empresas al Fisco y cambió las reglas fiscales.
mayor incertidumbre

Lea además: Reformas fiscales golpean la economía familiar en Nicaragua

El exdirector general de Ingreso (DGI) Róger Arteaga dijo que esta revisión trimestral de la reforma traería “mayor recesión e incertidumbre” en los agentes económicos.

“El hecho de estar revisando cada tres meses esta reforma, lo que crea es una incertidumbre para los agentes económicos, tanto para el que produce como para el que compra… Pero además (el régimen) al crear ese mecanismo, indica que ni ellos mismos están seguros de las decisiones que están tomando”, sostuvo.

Puede leer: Reformas fiscales impuestas por Ortega aumentarán la tercerización en Nicaragua

Arteaga señaló que al entrar en vigencia esta reforma se agudizará la recesión que vive el país, de tal manera que la caída de la economía podría ser superior al 10 por ciento este año.

“El problema es que en Nicaragua la economía ya está en recesión, ya cayó el Producto Interno Bruto, entonces estas medidas lo que hacen es profundizar esa caída. Si la situación fuera distinta, si la economía estuviera creciendo, una reforma tributaria con intenciones recaudatorias es viable, porque los agentes pueden pagar más impuestos, pero no es así”, expresa.

También: Reforma tributaria provocará más desempleo y pobreza en Nicaragua, según expertos

El vicepresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Sergio Maltez, explicó a LA PRENSA que la reforma tributaria provocará un aumento mínimo del 29 por ciento del costo total de la cesta familiar, que hasta enero se situaba en 13,501 córdobas.

“La implementación de estas reformas fiscales afectarán transversalmente a toda la población, generarán más desempleo, informalidad y encarecimiento del costo de vida”, sostuvo Maltez.

Con la reforma el régimen espera obtener unos 10,100 millones de córdobas (317 millones de dólares) para cubrir el déficit del Presupuesto Público 2019, que anda en ese nivel.

Lea además: Estos son los productos de la canasta básica que pagarán impuestos

Funides también avizora otros riesgos como la dificultad que va a tener el Gobierno para acceder al financiamiento externo, pero además al disminuir la calificación de riesgo del país se encarece el costo del financiamiento en el mercado internacional.

Otra lectura que da Funides a la decisión del régimen de dejar abierta la posibilidad de más ajustes fiscales, es que hasta el momento no logra colocar sus más de diez mil millones de córdobas en bonos del Tesoro programados para este año.

Lea también: Régimen miente y mete estocada a productos de la canasta básica y a empresarios en versión final de reforma fiscal

“Si bien el Gobierno ha mostrado de alguna manera interés por instrumentos altamente especulativos, por ejemplo la emisión de bonos en euros, parece que no se ha realizado alguna colocación de este tipo de bonos hasta el momento”, señala.

En caso de que no haga modificaciones, Funides dice que el Ejecutivo tendría tres alternativas: “subejecutar el presupuesto de egresos, financiamiento de corto plazo de parte del BCN (recientemente aprobado) o retirar disponibilidades de sus cuentas en el BCN, esta última impone presión en la acumulación de reservas internacionales”.

Medidas temporales

Funides agregó que todas estas medidas serían temporales, porque la alternativa más viable es lograr un acuerdo político.

Puede leer: Régimen de Daniel Ortega mantiene zarpazo fiscal contra empresas y consumidores

“El deterioro socioeconómico no puede revertirse con medidas económicas, porque su origen radica en la crisis de confianza que vive el país”, dijo.

El exdirector general de Ingreso, Róger Arteaga, considera que la reforma es un instrumento político que está utilizando el régimen.

También: El INSS perdió el año pasado más de 157 mil afiliados, la mayoría en los meses de crisis política

“No desligo estos asuntos económicos con los asuntos políticos, en política significa que Ortega quiere ver si logra someter al gran capital a su voluntad, por eso los tres meses, con esto te dicen portate bien y suavizamos la reforma, es precisamente un instrumento para someter y castigar al sector privado”, añadió Arteaga.