Vista aérea del parque Luis Alfonso Velásquez Flores, en los años ochenta, en una imagen tomada desde el edificio del Banco de América. La panorámica revela bastante de cómo era en esa época el antiguo centro de Managua destruido por el terremoto de 1972. LA PRENSA/ CORTESÍA/ IHNCA

Galería | La Managua de los años ochenta

Ir a bailar a la discoteca Lobo Jack, ver un concierto en el centro recreativo La Piñata, patinar o jugar boliche en el Bolerama, o ver a los Dantos o al Bóer en el Estadio Nacional, eran los grandes atractivos de la capital ochentera

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: