El relato del antimotín que se negó a reprimir a los manifestantes

“Dormía en el piso como cualquier perro, pasaban cucarachas y los funcionarios nos trataban súper mal… era un trato inhumano", relató el expolicía Julio Espinoza

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: