El relato del antimotín que se negó a reprimir a los manifestantes

“Dormía en el piso como cualquier perro, pasaban cucarachas y los funcionarios nos trataban súper mal… era un trato inhumano", relató el expolicía Julio Espinoza

Este domingo 3 de marzo la casa del expolicía antimotín Julio César Espinoza, estuvo frecuentada por vecinos que le aprecian y que conocen de su inocencia. Tras haberse negado a reprimir las protestas, se convirtió en otro reo político del régimen de Daniel Ortega. Fue acusado de terrorismo, y de uso indebido de uniforme. Espinoza volvía a casa.

En la primera causa, la juez Nancy Aguirre, titular del Juzgado Décimo Distrito Penal de Juicio de Managua, le decretó 15 años de prisión. Se le señalaba también de cometer delitos de crimen organizado, vandalismo, tenencia ilegal de armas de fuego, lavado de dinero, secuestro simple, destrucción a la propiedad pública y privada, robo con intimidación y extorsión. Por estos otros delitos, no se le ha juzgado.

Lea la nota completa en: “Mi error y mi calvario, fue haber dicho no a la represión”, dijo el antimotín encarcelado por negarse a disparar a los manifestantes

El infierno de las mazmorras del régimen

“Mi error y mi calvario, fue haber dicho no a la represión…”, sostuvo Julio Espinoza, quien es oriundo de San Marcos. Siete meses estuvo tras las rejas, pero este sábado le otorgaron el beneficio de casa por cárcel. En La Modelo, estuvo en la celda 001 y cuenta que ahí vivió un infierno, además nunca se imaginó ser víctima del gobierno.

“Dormía en el piso como cualquier perro, pasaban cucarachas y los funcionarios nos trataban súper mal… era un trato inhumano”, detalló el caraceño.  También mencionó que  el medicamento que tomaba para evitar las convulsiones, se lo negaban, y que la comida que les daban iba con virutas (pequeños trozos de metal) y piedras.

Lea también: Condenan a 15 años de cárcel al antimotín que se negó a disparar contra los manifestantes.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: