“No es lo mismo el uso de la fuerza respaldando una intervención humanitaria, que una invasión militar” dice exembajador de Venezuela

El exembajador de Venezuela habla sobre la crisis en Nicaragua y el diálogo entre el régimen de Daniel Ortega y la Alianza Cívica, este hecho lo compara con el fracasado diálogo entre la oposición venezolana con el régimen de Maduro

Diego Arria

Diego Arria, exembajador de Venezuela ante la ONU y expresidente del Consejo de Seguridad de ese organismo. LAPRENSA/CORTESÍA

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

El exembajador de Venezuela en la Organización de Naciones Unidas (ONU), y expresidente del Consejo de Seguridad de ese organismo, Diego Arria, afirma que la salida del régimen de Nicolás Maduro, solo podrá ser con una intervención humanitaria acompañada del uso de la fuerza.

En entrevista con LA PRENSA, Arria, una de las figuras más importantes de las relaciones internacionales, creador de la “Fórmula Arria” en la ONU, para contribuir a resolver conflictos fuera del Consejo de Seguridad de este organismo, explica la diferencia entre una invasión militar y la intervención humanitaria, la última de urgente necesidad para llevar alimentos y medicinas a millones de venezolanos que mueren de hambre y enfermedades.

Le puede interesar: Regímenes en Venezuela y Nicaragua: los hijos represores del castrismo

Arria habla sobre la crisis en Nicaragua y el diálogo entre el régimen de Daniel Ortega y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, este hecho lo compara con el fracasado diálogo entre la oposición venezolana con el régimen de Maduro. Igualmente explica el impacto que ocasionaría en Nicaragua y Cuba la inminente caída de la dictadura venezolana.

Es posible la derrota de la dictadura de Nicolás Maduro, se ve una actitud triunfalista del régimen que impidió el ingreso de la ayuda humanitaria a Venezuela. ¿Qué sucede ahora?

Estamos ante un proceso indetenible que representará la salida del narco régimen de (Nicolas) Maduro. Todas las circunstancias se han sumado para asfixiar, estrangular política y económicamente a este régimen.

Lea además: Seis métodos dictatoriales que comparten Daniel Ortega y Nicolás Maduro

Lo último que ha acontecido es en el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas cuando los Estados Unidos presentaron un proyecto de resolución que contó con nueve votos a favor, pero (también) los vetos de Rusia y de China. Sin embargo, la propuesta de resolución de Rusia solo contó con cuatro votos a favor, ósea más que duplicamos el apoyo para el presidente (Juan) Guaidó, que eran de los países más importantes fuera de China.

Esto indica cómo la comunidad internacional va cada vez más su apoyo al rescate a la libertad de Venezuela y rechazando al régimen, digamos que es lo último que ha acontecido.

También lea: Los dictadores Daniel Ortega y Nicolás Maduro en manos de los países del Caribe

Yo diría que por primera vez en muchos años Venezuela se ha unificado por medio de la figura de un joven dirigente como es Juan Guaidó, que se ha convertido en la pega para unificar al país y encarna la esperanza de los venezolanos que vamos a salir adelante. El rol de Guaidó como presidente encargado de Venezuela es una circunstancia extraordinariamente favorable, novedosa porque la gente lo percibe como liberado de todos los pesos tradicionales de la política y solo encaminado a promover un rápido desalojo del terreno (de la dictadura).

¿Cree usted que la salida de la dictadura de Venezuela podría ser por la vía cívica como lo plasmó en su documento el Grupo de Lima?

El Grupo de Lima ha jugado un rol muy importante, algunos piensan que se ha debilitado porque en su último documento, que fue en Bogotá el lunes (25 de febrero), ellos incluyen un elemento que no lo habían mencionado antes; que toda salida será sin el uso de la fuerza. Conociendo un poco lo que aconteció ahí, entiendo que algunos países querían que si no se indicaba eso sería muy difícil suscribir la declaración. Sin embargo, en Venezuela no habrá, en mi concepto, una salida que no sea con el uso de la fuerza respaldando lo que verdaderamente sería una intervención humanitaria que la gente está confundiendo con una invasión militar, son dos cosas totalmente distintas.

Lea además: El año en que Venezuela movilizó dos destructores para bloquear buques soviéticos y se opuso al comunismo y a la influencia de la URSS y Cuba

¿En qué consiste la diferencia?

En la invasión militar entran tropas de un país para sacar a un régimen, un presidente o un gobierno. En la intervención humanitaria a mi me tocó aprobar la primera intervención en Bosnia, la primera que hizo las Naciones Unidas. Los camiones de la ONU iban cargados de medicinas y alimentos, pero detrás iban las fuerzas armadas, iban soldados daneses, suecos, egipcios que protegían la asistencia para asegurar que estos alimentos y medicinas llegaran a los pueblos que estaban sitiados y siendo estrangulados por los serbios, eso claro era una operación de las Naciones Unidas; sin embargo, a pesar de tener un apoyo militar, los serbios le quitaban la mitad de las cargas, impedían el paso de los camiones por días.

Lea también: Daniel Ortega replica guión represivo de Nicolás Maduro contra las protestas

En Venezuela, ante la crisis humanitaria, las Naciones Unidas no pueden enviar ni un paquete de harina porque en Venezuela el régimen dice que no hay una crisis humanitaria y que todo esto es invento de la oposición para involucrarse políticamente en la situación. Como te imaginarás, eso hace inviable entrar de una manera pacífica para llevar medicinas y alimentos a la población. Eso será posible apoyados militarmente, no es una invasión, pero sí es una protección militar para asegurar que no solo entren los productos, sino que le sean entregados a las personas que les corresponde, a las organizaciones y no para que se los lleve el régimen.

¿Usted cree que ese momento va a llegar porque tanto el Grupo de Lima como Human Right Watch, se ha pronunciado por una vía cívica?

Hay algo que vengo diciendo, nosotros los venezolanos hemos satisfecho todas las condiciones que ha pedido la comunidad internacional. Hemos ido a negociaciones, a diálogos, hemos cumplido con resoluciones de Naciones Unidas, de la Organización de Estados Americanos (OEA), ahora le toca a la comunidad internacional, nosotros le hemos cumplido al mundo, el mundo de cierta manera debería de corresponder a lo que nosotros hemos cumplido completamente. Yo entiendo algunas de las observaciones, yo vi al de Human Right, de (José Miguel) Vivanco, a mi me apenó porque evidentemente cuando sus países sufrían estoy seguro que le hubiese complacido que lo rescataran de fuera y de hecho el rescate de fuera. Es absolutamente imposible que los venezolanos solos salgan de la dictadura, y por cierto lo recordé a algunos dirigentes políticos venezolanos que tendrían que revisar la historia nuestra, porque (Simón) Bolívar para buscar la libertad nuestra buscó a los soldados colombianos, así lo hicimos inicialmente y como sino fuera suficiente, trajo a la legión británica, no tuvo problemas en buscar la ayuda externa, porque solos no podíamos. Ahora los que piensen que solos lo podemos hacer, lo que están haciendo es condenar a nuestro país a un genocidio en cámara lenta a destrucción completa de su economía y la violación de todos los derechos humanos y someternos a perpetuidad. Esa es la otra opción que hay.

En Nicaragua se realiza un diálogo entre el régimen de Daniel Ortega y la Alianza Cívica, ¿De acuerdo a su experiencia cómo ve usted ese diálogo?

Es una repetición del proceso venezolano que tuvo pésimas consecuencias para los que buscamos la libertad, fue como un salvavidas para el régimen. Yo creo que en Nicaragua se intenta nuevamente darle un salvavidas a Ortega.

Lea más en: Régimen orteguista mata más y más rápido en Nicaragua que el chavismo en Venezuela

Lamentablemente en el caso de Nicaragua, en el momento más álgido de la situación, la crisis venezolana en cierta medida ocultó la verdadera situación en Nicaragua, eso lo hemos sufrido nosotros en el pasado cuando en los momentos más críticos de la situación en Venezuela, ocurrió un problema en Siria o Afganistán que apagaba un poco la concentración sobre el caso venezolano. Repito; el proceso de diálogo con Ortega, que no tiene la menor disposición de irse porque siente que todavía no hay una verdadera presión para desalojarlo, es realmente para mi absolutamente desaconsejable. No puedo dejar de pensar que el gobierno del que formé parte de Carlos Andrés Pérez, fuimos de los que ayudamos, incluso a que pudiera haber una verdadera negociación en Nicaragua que les permitió a los Ortega regresar tiempo después, y verlos ahora peores que el régimen que nosotros ayudamos a que salieran, que era el de Somoza, es realmente lamentable y condenable.

¿Usted cree que la caída de la dictadura de Maduro podría agilizar la de Daniel Ortega?

Creo un poco más, que cayendo Maduro eso tendrá más que consecuencias trascendentes en Cuba y Nicaragua, es como una especie de triángulo maléfico. El tumor está en Cuba, la metástasis está en Venezuela y Nicaragua. Creo, sin la menor duda, que el colapso de Venezuela traerá consecuencias directas. Además, hay algo, si los Estados Unidos, como parece, tiene la voluntad de ayudarnos a rescatar Venezuela, el gran legado de esta administración será eliminar el problema de Venezuela, Cuba y Nicaragua.

También lea: Resoluciones de EEUU y Rusia sobre Venezuela chocan y no prosperan en la ONU

¿Existe la posibilidad de que estos dictadores y sus cómplices sean juzgados por crímenes de lesa humanidad?

La posibilidad existe, la probabilidad la veo difícil porque la Corte Penal Internacional (CPI) no tiene Ejércitos y Policías para mandar a capturar a nadie. Pero en el caso de Maduro, el caso más inmediato, en cualquier lugar donde se encuentre será perseguido, a menos que se vaya a Rusia, Cuba o Corea del Norte, no podría la CPI actuar, pero fuera de esos espacios serían enjuiciados. Seguramente a Ortega lo denunciarán en la CPI por la reciente matanza en Nicaragua, es evidente que tiene que haber un proceso contra él, pero la justicia internacional es muy demorada, pero están las justicias locales en los países, la internacional es lenta, pero de que les llega, les llega.

¿Como cree será la salida de Ortega?

Tiene la posibilidad de que su salida sea más fácil que la de Maduro. Él está en condiciones superiores a la de Maduro, que está acusado por ser un régimen vinculado al narcotráfico y en adición a todos los crímenes de lesa humanidad que ha cometido, creo que Ortega tiene mejores posibilidades de ajustar su situación al rescate de la libertad de Nicaragua.

Lea más en: Grupo Lima analiza sanciones contra las dictaduras en Nicaragua y Venezuela

¿Cree que Venezuela pueda recuperar los fondos de PDVSA en manos de los Ortega Murillo?

Lo veo difícil, es lo mismo del Alba Petróleos de El Salvador, es el mismo mecanismo perverso que creó (Hugo) Chávez y Maduro para corromper a otros países como el caso de Nicaragua y en el Caribe. El rescate de esos fondos va a ser un poco difícil.

¿Cree que la caída de Maduro será en el 2019?

Estoy confiado que, en el caso de Venezuela, sin la menor duda. Y como he dicho antes lo de Venezuela tendrá consecuencias en Nicaragua y Cuba.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: