Zona de Strikes: Chinandega tiene talento para pelear muy pronto

Chinandega ha presentado a una serie de jóvenes talentosos, que una vez que se agrupen y superen el miedo escénico, van a dar pelea en el beisbol

Edgard Rodríguez C.

Cuando se haga el recuento del beisbol chinandegano, necesariamente habrá que mencionar con mayor o menor pompa a Vicente Padilla, el mejor pelotero nacido en ese departamento, y Oswaldo Mairena, otro naranjero que también alcanzó la cima del juego.

Sin embargo, Chinandega ha tenido figuras que no llegaron a esas alturas, pero que a nivel local dejaron huellas que deben perdurar por siempre como Pablo Juárez, formidable zurdo que capturó tres campeonatos de bateo en la década de los años setenta. Ahí había tacto y poder.

Hay jugadores como Próspero González (leonés), Julio Espinoza (rivense) y Asdrudes Flores (leonés), por ejemplo,  que alcanzaron la cima con el Chinandega y se les aprecia como propios. También está Juan Oviedo, brazo solvente que lideró el picheo a inicios de los setenta.

Más adelante Argelio Córdoba armó un Chinandega que junto a Pablo, Próspero, Flores y Espinoza, contó con Alfonso Catín, Cruz Ulloa, Cayetano García, Genaro Llanes, Róger Peralta y Juan Baca, con quienes avanzó a tres finales, aunque no pudo ganar ninguna.

¿Qué hay ahora en Chinandega? Un equipo joven, talentoso, pero inexperto, que a la vuelta de unos pocos años, estará en el hit parade. Es curioso, Chinandega es gran protagonista y a veces domina el beisbol infantil y juvenil, y en Primera División es dominado.

Cuando hemos preguntado qué pasa, nos ha dicho que se trata de un problema estructural, que hay contradicciones en el manejo directivo y que el factor político prevalece a la hora de tomar decisiones, no obstante, el talento está ahí y pronto lo vamos a ver brillar.

Debemos familiarizarnos con estos nombres, que van a dar de qué hablar dentro de poco: Ronald Rivera (quizá el mejor cátcher del país), Elián Miranda, Luis Miranda, Carlos Pérez, Julio Sevilla, Wilson Flores, Axel Zapata y Alejandro Chavarría, entre otros jóvenes.

El mánager Jorge Herrera, junto a sus coaches como Próspero, Oscar Mairena y Chico Centeno, solo por mencionar algunos, tienen la misión de terminar de pulir a esos chavalos. Si lo logran, habrá Chinandega para competir dentro de muy poco tiempo. Su afición lo merece.

Los equipos de Chinandega en años recientes no han hecho honor a su historia. Quizá ha llegado el momento de sacudirse la mediocridad y comenzar a brillar. Los Naranjeros no son campeones en Primera División desde 1974, cuando se impusieron con el Chinandega-Bayer.

Y pensar que iniciaron ganando en 1970 y 1971, cuando arrancó la Primera División. A lo mejor ahora es el momento de comenzar a dar un giro hacia la grandeza con que despegaron y acabar con un ayuno de 45 años sin un título.

Sigue a Edgard Rodríguez en Twitter: @EdRod16 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: