Alianza Cívica y Gobierno podrían acordar hoy a los testigos y garantes de las negociaciones

Una fuente dijo a LA PRENSA que el Gobierno podría estar aceptando las propuestas de los mediadores y garantes este martes, en el quinto encuentro de las negociaciones

Mientras los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) informaron este lunes en un comunicado que no han recibido invitación para participar en las negociaciones entre el Gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que iniciaron el pasado 27 de febrero, ambos sectores aún no llegan a consenso en las conversaciones para definir quienes serán los testigos y garantes de la negociación para luego pasar a debatir los temas de fondo como son la libertad, justicia y democracia.

En declaraciones a los periodistas anoche, el doctor Carlos Tünnermann, en representación de la Alianza Cívica dijo que ellos querían a la Conferencia Episcopal como “testigos y acompañantes”.

Lea además: Dirigentes del Movimiento Campesino en el exilio inconformes con la inclusión de nuevos representantes en la Alianza Cívica

Por otro lado, una fuente dijo a LA PRENSA que el Gobierno podría estar aceptando las propuestas de los mediadores y garantes este martes, en el quinto encuentro de las negociaciones, con lo cual ya quedaría definida la hoja de ruta.

“Ya todo está casi listo y mañana (hoy) finalmente se podría anunciar el consenso para entrar de lleno a los temas puntuales de la negociación, que tienen que ver con justicia, libertad y democracia”, reveló la fuente.

Alianza Cívica quiere a obispos como testigos

Por su parte, la Alianza Cívica salió al paso de las declaraciones de los obispos, expresando que la participación de los obispos es trascendental en el contexto político que el país vive.

“Para nosotros, la participación de la Conferencia Episcopal de la forma que se determine es de vital importancia para la negociación. Para nosotros, la Conferencia Episcopal de Nicaragua es la institución más creíble y creemos que ellos deben estar allí atestiguando lo que estamos discutiendo”, dijo el doctor Carlos Tünnermann, tras finalizar el encuentro de más de siete horas entre el régimen y la Alianza Cívica.

Lea también: Cardenal Leopoldo Brenes dice no estar seguro si obispos seguirán en las negociaciones con el Gobierno

LA PRENSA ha conocido por fuentes eclesiales y políticas que el régimen rechaza que los obispos vuelvan al diálogo en calidad de mediadores; sin embargo, Tünnermann explicó “que no hay una resistencia de parte del Gobierno a la participación de los religiosos en las negociaciones que buscan una salida a la crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde abril pasado”.

“Estamos discutiendo esos puntos, nosotros no vemos una resistencia de parte del Gobierno, lo que estamos discutiendo son las modalidades, no hay una resistencia de parte del Gobierno y mañana (hoy) creemos que van a traer su posición sobre lo que nosotros les hemos propuesto sobre esos puntos”, aseguró Tünnermann.

Testigos, garantes y mediadores

La Alianza Cívica está proponiendo que los obispos sean “testigos y acompañantes” en las negociaciones y que la Organización de Estados Americanos y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sean los garantes.

Lea más en: Régimen orteguista boicotea negociaciones

Pero aún estaría por discutirse, o al menos no han explicado si hay avances, en escoger al mediador.

Sin embargo, en estos puntos es que se han estancado las negociaciones para definir la hoja de ruta que establezca los mecanismos de la agenda para proceder a la negociación donde se abordarán los temas de fondo que tienen que ver con democracia, libertad y justicia.

Le puede interesar: Orteguismo alega intervencionismo con propuesta que OEA y ONU sean garante en las negociaciones

Al final de la tarde de ayer, ambos sectores dieron a conocer un comunicado oficial en el que expresan: “la mesa de negociación comunica que continúa la consideración entre ambas partes sobre la definición de los testigos y acompañantes de la negociación”.

Durante la cuarta sesión de las negociaciones estuvo presente el representante del papa Francisco en Nicaragua, el nuncio apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag, quien ha estado ejerciendo la función de facilitador en la mesa de negociación entre las partes.

CEN: Tienen que enviar invitación formal

La CEN explicó que solamente en la sesión inaugural el cardenal Leopoldo Brenes participó como un gesto “de buena voluntad”.

Lea además: Daniel Ortega no quiere a la OEA como garante de las negociaciones

Y ayer dijeron que si los participantes necesitaban de “algún servicio de la CEN”, tanto el régimen como la Alianza tendrían que hacérselo saber por medio de cartas de invitación, lo cual no ha sucedido hasta el momento, explican los jerarcas católicos.

“No hemos recibido ninguna correspondencia al respecto (invitación), comprendemos que no somos de ineludible necesidad para dichas negociaciones y que en este momento histórico nuestro mayor aporte como pastores de esta Iglesia que peregrina en Nicaragua, seguirá siendo acompañar al pueblo”, afirmaron los obispos en un comunicado emitido la tarde de este lunes.

Le puede interesar: SIP exige “liberación inmediata” de los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda

A la vez, agradecieron que en algún momento del proceso de negociación los hayan tomado en cuenta. En el primer intento de Diálogo Nacional, la CEN estuvo a cargo de la mediación; sin embargo fue descalificada por el mismo régimen, que ha tachado a los obispos de la Iglesia católica como “golpistas” y “terroristas”.

Rechazan ser usados para «tácticas dilatorias»

El obispo de Estelí y portavoz episcopal, monseñor Abelardo Mata Guevara, aclaró que si el Gobierno y la Alianza Cívica los invitan a participar en las negociaciones, analizarían la transparencia de la invitación.

“Nosotros no hemos sido invitados, pero si recibimos la invitación vamos analizar la honestidad de la petición (…) No queremos ser usados para tácticas dilatorias ni mucho menos para avalar arreglos ya construidos”, aclaró el también secretario general de la Conferencia Episcopal.

Lea también: Rosario Murillo invoca a los espíritus de Monimbó para que acompañen el Diálogo Nacional

En tanto, el obispo Carlos Enrique Herrera aseguró que si las partes desean la presencia de la Iglesia católica deben dejarlo claro a través de una invitación oficial.

“Nosotros no hemos sido invitados y si nos invitan debe ser como Conferencia Episcopal, para que vaya una representación. Los obispos siempre tenemos la voluntad de ayudar a que se llegue a una solución definitiva a la crisis que afecta a todo nuestro país”, señaló Herrera, obispo de la Diócesis de Jinotega y presidente de Cáritas de Nicaragua.

Obispos son garantía de confianza

La teóloga y escritora Michelle Najlis dijo este lunes que los obispos de la Conferencia Episcopal son una garantía de confianza en el diálogo que se está llevando a cabo entre el gobierno de Daniel Ortega y la oposición.

Lea también: Rector del INCAE: el Diálogo Nacional tiene como reto construir la ruta hacia el futuro y superar errores del pasado

“Si no hay una mediación confiable o garantes confiables, pues desgraciadamente la negociación no nos va a llevar a ningún lado, lo que sería trágico para todo el país y para toda la población”, refirió Najlis.

La teóloga también manifestó que el hecho de que los obispos estén “en el aire” “es una falta de respeto y es una forma de ganar tiempo de parte del Gobierno”.

“Búsqueda sincera de la verdad”

Monseñor Abelardo Mata dijo que el diálogo debe tener como principal objetivo la búsqueda sincera de la verdad.

También lea: Ejército de Nicaragua reitera su respaldo al diálogo entre Alianza Cívica y el Gobierno

“Somos pastores, no políticos. Nunca dejaremos de creer en la capacidad humana de comunicarnos con la belleza de la palabra, que refleja la belleza de Dios depositada en el ser humano. Para que esto se refleje se hace necesario la búsqueda sincera de la verdad. Si no hay eso, el diálogo no es diálogo, sino manoseo de la persona humana. No podemos falsear la realidad”, sostuvo monseñor Mata luego de una reunión extraordinaria de los obispos de la CEN, en la que analizaron el proceso de diálogo y su presencia en este.

Puede leer además: Alianza Cívica: misa en la parroquia Divina Misericordia antes de inicio del Diálogo

“El centro de este diálogo que se quiere desarrollar con esta fase de ‘negociaciones’ no es sobre lo económico, sino sobre la realidad política del país. ¿Qué decir al pueblo? Que oremos, que se haga presión sobre las personas que están representando no a un simple gremio, sino a toda una población que tiene derecho a tomar las riendas de su destino”, demandó el religioso.

Reglas claras

“La hoja de ruta es fundamental para lograr los acuerdos fundamentales que el pueblo demanda como el tema de las libertades públicas, el cese de la represión, las elecciones adelantadas, el tema de las bases de la justicia transicional, son temas de fondo y como son temas de fondo, nosotros necesitamos tener reglas claras para esa negociación que esperamos poder ya completar la hoja de ruta y discutir esos temas trascendentales para el futuro de Nicaragua”, dijo Azahalea Solís, miembro de la Alianza Cívica.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: