Urgen cambios en el Consejo Supremo Electoral

La presidenta de CxL, Kitty Monterrey, reconoció que sabían que estas elecciones no iban a ser diferentes a los fraudes que se han venido viendo desde 2008

Funcionarios públicos

Edificio del Consejo Supremo Electoral (CSE). LAPRENSA/ARCHIVO

Las votaciones regionales celebradas en la Costa Caribe sirvieron para reconfirmar el deterioro y la corrupción política del Consejo Supremo Electoral (CSE), así como la necesidad de reformas electorales.

El martes el partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), que participó en el proceso electoral regional, se sumó a las múltiples voces que demandan reformas electorales que sean producto del Diálogo Nacional entre el Gobierno y representantes de sectores opositores. Nuevas denuncias de fraude, artimañas para beneficiar al partido de gobierno, falta de transparencia y más líos le volvieron a señalar al poder electoral.

Lea también: Comicios regionales no tienen sentido, dicen expertos

“Estamos convencidos de que una de las prioridades del Diálogo Nacional debe ser acordar la realización de reformas electorales que nos permitan, por primera vez en más de una década, tener elecciones libres”, manifiesta CxL en un informe sobre los comicios regionales.

La presidenta de CxL, Kitty Monterrey, reconoció que sabían que estas elecciones no iban a ser diferentes a los fraudes que se han venido viendo desde 2008, pero la posición política de CxL es demostrar que “la única vía para instaurar gobiernos legítimos es el ejercicio del derecho al voto”.

Lea más en: CIDH admite caso de reelección ilegal del dictador Daniel Ortega

CxL hizo ver que la abstención “alcanzó un 64 por ciento producto de la falta de credibilidad de la ciudadanía en el sistema electoral y de los altos niveles de inseguridad ciudadana, que persiste en estas regiones y en todo el país, debido a la represión y la militarización”.

“Esta elección regional debe ser la última administrada por un poder electoral controlado por un partido político y sin procedimiento que garantice la transparencia”, manifestó CxL.

Piden anular votaciones

El Movimiento Costeño Autoconvocado es una de las organizaciones que rechazó antes y después las elecciones regionales y demandó cambiar la fecha de las votaciones regionales hasta que se hicieran reformas que dieran credibilidad y confianza en nuevas autoridades y en toda la estructura electoral, controlada por el partido gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Le puede interesar: Estados Unidos extiende las sanciones de Roberto Rivas a su esposa y les prohíbe la entrada a ese país

Pablo Guillén, activista en defensa de los derechos humanos y autonómicos en la Costa Caribe, dijo que la falta de participación y el rechazo a estos comicios son una lección para los llamados partidos opositores que participaron desoyendo a los ciudadanos.

“Los partidos en su afán de mantener su personería jurídica han perdido la razón de ser. Prefieren perder las elecciones que sean necesarias, pero con personería jurídica. Es parte del mismo circo en los que se ven afectados directamente la población y en este caso una burla a la autonomía regional”, dijo Guillén.

También: Consejo Supremo Electoral deteriorado y con cero credibilidad en Nicaragua

La posición del Movimiento Costeño es que se anulen los resultados. “No es justo para el pueblo costeño aguantar por cinco años a autoridades electas en condiciones dudosas, no transparentes, mismo CSE, crisis nacional”, agregó Guillén.

El diputado indígena y miembro del partido regional Yatama, Brooklyn Rivera Bryan, aseveró este martes que rechazan rotundamente los resultados de los comicios regionales y los consideran otro fraude.

Puede leer más en: Manoseo a Ley Electoral es para favorecer en las elecciones al FSLN

“No hubo transparencia, no hay resultados que pueden ser creíbles. Impugnamos algunas mesas, pero en general declaramos que son rechazados”, aseguró el diputado Rivera.

Recomendaciones de EyT

El organismo de observación electoral Ética y Transparencia (EyT) presentó el lunes su informe sobre el proceso regional, centrándose en hacer recomendaciones “para implementar las reformas mínimas urgentes” en el CSE.

EyT también manifestó que la reforma electoral a corto plazo es un tema prioritario en el proceso de diálogo nacional y que debe garantizar como mínimo la neutralidad, independencia y capacidad técnica del aparato electoral; la transparencia, la observación y fiscalización electoral y la participación ampliada de opciones electorales.

Lea también: Nicaragüenses gastaron millones en unos comicios regionales sin trascendencia y credibilidad

La organización Propuesta Ciudadana lamentó el alto abstencionismo sumado a las anomalías, irregularidades y desconfianza en las instituciones.

Las organizaciones críticas del sistema electoral coincidieron en destacar el evidente traslado de personas desde municipios aledaños a las regiones autónomas. También se reportó votantes trasladados a varios centros de votación que ejercieron el voto múltiple. Aun así, la abstención electoral fue la que ganó en estos comicios.

Demanda de reforma electoral

Sectores diversos de la sociedad nicaragüense e incluso la comunidad internacional han demandado los últimos años una reforma total al sistema electoral y el adelanto de las elecciones presidenciales, como una forma de solucionar la crisis política que vive el país; sin embargo, el régimen de Daniel Ortega ha hecho caso omiso a estas solicitudes.

Desde los comicios municipales de 2008, partidos opositores y organismos de observación electoral han demostrado que las elecciones en Nicaragua son un fraude.

Votaciones ralas

Las votaciones regionales en la Costa Caribe de Nicaragua son para elegir 45 miembros del Consejo Regional de la Costa Caribe Norte y 45 miembros del Consejo Regional de la Costa Caribe Sur.

Los resultados presentados por el CSE con el 99.2 por ciento de las juntas escrutadas contabilizan 151,613 votos, de un padrón electoral de cuatrocientos mil votantes, de los cuales 148,099 son válidos y 3,514 nulos. Esto representa al 38 por ciento de la participación efectiva de la población.

El FSLN obtuvo el 55 pot ciento, Yatama 18.63 por ciento y PLC 16.14 por ciento.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: