Román González carece de un plan de futuro en la recta final de su carrera

En las recientes entrevistas brindadas por Román González y su apoderado Carlos Blandón a diferentes medios de comunicación, refleja un vacío que es preocupante

Román González después de la primera pelea contra Rungvisai. LAPRENSA/ARCHIVO

En las recientes entrevistas brindadas por Román González y su apoderado Carlos Blandón a diferentes medios de comunicación, refleja un vacío que es preocupante: falta de planificación sobre el futuro del tetracampeón mundial. Suenan palabras huecas. “Vamos por la quinta corona. Estamos esperando que se recupere de la rodilla. Estamos listos para lo que venga. Depende de lo que nos ofrezcan pelearíamos título o una pelea de preparación. Regreso en junio o julio. Haremos un viaje a Japón para ver qué nos tiene nuestro promotor…”, entre otras frases que dejan con un signo de interrogación su porvenir.

Te puede interesar: AMB ordena subasta entre Yafai vs. Jiménez: se cae el combate de Román González

Restando tres meses para que Chocolatito cumpla 32 años y 14 años después de haber debutado en el profesionalismo, su equipo y por ende el mismo peleador, no ha sido capaz de espantar los fantasmas del combate del silencio aquel con el que Rungvisai sorprendió al mundo del boxeo noqueando a Chocolatito. La capacidad de reacción frente una crisis como tal ha sido muy pobre: un equipo de trabajo disgregado, su preparador físico en Costa Rica, su entrenador de cabecera en Coachella, California, y solamente ha entrenado en su retorno al gimnasio con su papá Luis González. Estas son las primeras pautas para oler que algo no está bien. Si sumamos el hecho que Román ha realizado una pelea en un año y seis meses, todavía preocupa más.

Cuando Chocolatito González era campeón y estaba trabajando de cerca con HBO todo era más sencillo: Tom Loeffler brindaba opciones de eventos, Akihiko Honda daba el visto bueno y Blandón se encargaba de negociar la bolsa. Si algo hay que rescatar de esto, es que el apoderado sabe negociar, y una muestra de ello son las bolsas que se han conseguido, las cuales van desde 300,000 hasta 550,000 dólares, algo hasta hace algunos años impensable para Román.

Te puede interesar: Román González vuelve al gimnasio luego de tres meses de ausencia por la lesión

No obstante, sin HBO sobre la mesa, Román se ha paralizado. Ha demostrado estar en un mar de incertidumbre. No sabe todavía cuál será su futuro próximo tras restaurarse por completo de su rodilla derecha. Al menos está entrenando y eso será la base para salir del azar en el cual está sumergido.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: