El diputado sandinista Wálmaro Gutiérrez siembra dudas sobre el origen del capital de los bancos en Nicaragua

"Sería interesante revisar el origen de los capitales que también han formado el resto de instituciones financieras  del sistema  nacional, porque hay algunas que probablemente también pudiesen ser maculadas de un origen dudoso", afirmó Gutiérrez

El diputado sandinista y presidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional, Wálmaro Gutiérrez puso en duda esta mañana el origen del capital de algunos bancos del Sistema Financiero Nacional, en un intento por defender los cuestionamientos que existen sobre la proveniencia del capital del Banco Corporativo S.A (Bancorp), sancionado actualmente por Estados Unidos.

«Es más si a especulaciones nos vamos, porque aquí lo que se ha dicho es pura especulación, yo estoy hablando de datos y documentos de la Superintendencia, pero si a especulaciones nos vamos sería interesante revisar el origen de los capitales que también han formado el resto de instituciones financieras  del sistema  nacional, porque hay algunas que probablemente también pudiesen ser maculadas de un origen dudoso», afirmó Gutiérrez, al tiempo que intentó matizar su afirmación aduciendo de que no se podía «transmitir al pueblo nicaragüense que una institución financiera (refiriéndose a Bancorp) pudiese estar maculada con algún vicio de origen».

LA PRENSA intentó conocer la posición del presidente de la Asociación de Bancos Privados de Nicaragua (Asobanp), Jaime Altamirano, sobre las dudas que sembró Gutiérrez públicamente sobre el origen del capital de los bancos en Nicaragua, pero aún no se logra obtener su versión.

Lea También: Régimen de Daniel Ortega autoriza la compra de Bancorp, propiedad de Albanisa, con fondos del Estado

El diputado sandinista cuestionó a sus colegas opositores de por qué ahora tienen dudas sobre el origen del capital de Bancorp y nunca las manifestaron cuando desde el 2014 el superintendente de Bancos y Otras Instituciones Financieras llegaba a presentar informe e incorporaba al Bancorp en sus números.

El legislador orteguista defendió el origen del capital de Bancorp, pero no se atrevió a revelar el mismo ni admitir que este está sancionado por Estados Unidos por pertenecer a fondos de la cooperación de Venezuela, que a su vez fue facilitado por Petróleos de Venezuela (PDVSA), también castigada por EE.UU. y por sospecha de actos de corrupción en su administración por parte de Nicolás Maduro, aliado de Daniel Ortega.

Gutiérrez calificó al sistema financiero de «primitivo y cavernario» , que utiliza el dinero de los depositantes para «sus negocios personales y para enfocarlos hacia actividades que no necesariamente impliquen el crecimiento de nuestro país, el crecimiento de nuestra industria, el crecimiento de nuestro comercio, el crecimiento de nuestro sector agropecuario».

Aquí puede leer el proyecto de ley para la constitución del Banco Nacional

Por años, el sistema financiero nacional ha gozado de buena reputación y seguridad contra lavado de dinero u otras actividades ilícitas, pero Gutiérrez públicamente, aunque justificó como una especulación, sembró dudas sobre el origen del capital de los bancos en el país.

Gutiérrez aseguró que son los nicaragüenses los que quieren comprar a Bancorp y cuestionó que se critique dicha operación pero no así cuando la realiza un empresario que tiene experiencia en este tipo de negocios.

Lo que el diputado sandinista ignoró, pese a que fue el gran promotor de su creación, es que el Banco Produzcamos tampoco ha sido capaz de llenar el vacío de financiamiento de los sectores productivos pese a que el régimen de Daniel Ortega cuando lo creó prometió que se convertiría en un oasis del crédito.

Lea además: Superintendencia de Bancos debe aclarar el origen de Bancorp

Gutiérrez dijo que el Produzcamos y el Bancorp tienen naturalezas distintas. «Estamos hablando de una institución regida por el derecho bancario y de carácter mercantil, que va hacer todas las operaciones ordinarias de un banco».

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: