Presas políticas firmes en su huelga de hambre en Nicaragua

Presas ya tienen suero oral y afirman no dejaran la lucha cívica

Presas políticas en La Esperanza. LA PRENSA/Captura de pantalla

Las presas políticas que se mantienen en huelga de hambre indefinida en el Sistema Penitenciario de Mujeres La Esperanza llegaron a los 11 días en protesta y ya se encuentran tomando suero oral para continuar en la lucha hasta lograr la libertad de todos los presos y presas políticas del régimen de Daniel Ortega, expresó el abogado Maynor Curtis, abogado de la líder estudiantil Amaya Coppens.

“Se está alimentando con agua, suero y de vez en cuando un bombón, pero está firme en la lucha cívica en demanda de libertad para los reos políticos y de Nicaragua”, expresó Curtis.

Yaritzha Mairena, Karla Matus, Nelly Roque, Solange Peña, María Adilia Peralta Cerrato, Jamileth Gutiérrez Moncada y Johana Delgado, son las otras mujeres en protesta y hasta el momento se encuentran estables y persisten en su lucha.

La huelga de hambre es una forma de reclamar a la Alianza Cívica por qué se sentó a negociar con el régimen de Daniel Ortega si ellas junto a unos 600 reos políticos siguen en la cárcel.

La mayoría de las huelguistas ya están condenadas por terrorismo y otros delitos, mientras otras como Coppens están en espera de juicio oral y público.

Ellas dieron a conocer su protesta a través de una carta enviada por las presas y expuesta por el Comité Pro Libertad de Presos y Presas Políticas de Nicaragua, ellas critican que mientras están sentados en las negociaciones para buscar una salida a la crisis sociopolítica en Nicaragua, la Policía Orteguista sigue haciendo redadas y reprimiendo a los autoconvocados incluso hasta a los que acaba de sacar “bajo la farsa de casa por cárcel”, denuncian en la carta.

“Llevamos meses secuestradas ilegalmente, viviendo constantes humillaciones, tratos crueles e inhumanos y en lugar de sentirnos representadas nos sentimos simples piezas en el tablero donde juegan los que tienen control político y económico…” se lee en la carta.

Respaldo internacional a mujeres

La Articulación de Movimientos Sociales, integrantes de la Unidad Azul y Blanco, respalda a las presas políticas en huelga de hambre indefinida y exigió a través de un comunicado el ingreso inmediato de la Cruz Roja Internacional al sistema penitenciario de mujeres, para constatar la situación de salud de las prisioneras y brindarles la asistencia necesaria.
La resistencia cívica del pueblo nicaragüense inició el 18 de abril de 2018, en reclamó a los aumentos de las cotizaciones sociales, pero en respuesta recibió represión a bala de aparte del régimen, lo que ocasionó muerte, destrucción, persecución y juzgamientos políticos a los protestantes que se oponen al orteguismo.
La Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) también apoyó la iniciativa de las presas políticas.