Dos nicaragüenses en Estados Unidos realizan huelga de hambre en solidaridad con presas políticas

Carla Álvarez y Chintilla iniciaron la huelga la noche de este viernes en la Pequeña Habana para apoyar a las ochos presas políticas que también realizan una huelga de hambre desde hace 11 días en la cárcel La Esperanza

Chintilla y Carla Alvarez en huelga de hambre en apoyo a la huelga que realizan en Nicaragua ocho presas políticas en la cárcel La Esperanza. LA PRENSA/Cortesía

Dos nicaragüenses radicadas en Estados Unidos realizan durante dos días una huelga de hambre en solidaridad con las presas políticas del régimen de Daniel Ortega. Carla Álvarez y Chintilla, a como prefiere la llamen por su seudónimo, iniciaron la huelga la noche de este viernes en la Pequeña Habana, el emblemático barrio del exilio cubano en Miami.

“Las queremos apoyar, aunque sea por dos días para que sepan que la comunidad de Miami está con ellas y con todos los presos políticos para que sean liberados. Es un sentir para ellas, aunque sea con un poquito en apoyar la huelga de hambre. Me identifico mucho con lo que ellas están viviendo porque en los años 80, yo pase por lo mismo”, dijo Álvarez, nacionalizada estadounidense.

Lea además: Presas políticas firmes en su huelga de hambre en Nicaragua

Álvarez participó en la huelga de hambre que realizó un grupo de nicaragüenses a finales de los años 90, en apoyo a la aprobación de la Ley Nacara, que benefició con estatus legal permanente a miles de nicaragüenses en Estados Unidos.

En tanto Chintilla, ciudadana estadounidense, aseguró que “fui testigo y viví en carne propia lo que los universitarios pasaron desde el 18 de abril, la masacre en Nicaragua la viví junto con ellos. Regrese a Estados Unidos porque era perseguida y mi cabeza tenía precio porque abastecía a las trincheras de los universitarios y las casas de seguridad”. Chintilla regresó a Nicaragua en 2006 y tuvo que abandonar el país en noviembre de 2018.

Puede leer: Norma Helena Gadea: “No tenemos nada que celebrar en este país donde ser mujer es un dolor y una lucha permanente”

“Me sumo a la huelga, primero, porque hay que luchar hasta que todos los presos políticos estén libres, y segundo quiero ver a Nicaragua libre y que la corrupción sea erradicada, va a costar, pero lo vamos a lograr”, agregó.

Esta fue la manifestación que realizaron los nicaragüenses en la sede consular de Nicaragua en Estados Unidos. LA PRENSA/Cortesía

Álvarez y Chintilla participaron este viernes en una protesta que realizaron los nicaragüenses en la acera del Consulado de Nicaragua en Miami, ubicado en la calle West Flagler y la 13 avenida, en la Pequeña Habana. Los nicaragüenses partieron a la avenida 17.

También: Estudiantes de la UCA protestan por las presas políticas en el Día de la Mujer

En la cárcel La Esperanza, ocho presas políticas mantienen una huelga indefinida desde hace 11 días hasta lograr la libertad de los presos políticos del régimen Ortega-Murillo y como una forma de reclamo a la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia por sentarse a negociar con la dictadura, mientras Ortega mantiene como rehén a los presos políticos.

Organización apoya decisión de la Conferencia Episcopal

Por su parte, la organización Fuerza Ciudadana de Unidad Nacional (FCUN) emitió un comunicado en respaldo a la decisión de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) de no participar en la mesa de negociación entre el régimen Ortega-Murillo y la Alianza Cívica.

Lea: Familiares de presas políticas demandan que el Sistema Penitenciario les informen sobre el estado de salud de las reas en huelga de hambre

FCUN, que aglutina a movimientos de estudiantes universitarios y autoconvocados y que tiene presencia en Miami, señala que antes de una negociación es primordial la libertad sin condiciones de los presos políticos en Nicaragua, el restablecimiento de las libertades públicas, y la presencia de garantes internacionales.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: