Parlamento Europeo prepara resolución sobre situación de derechos humanos en Nicaragua

El miércoles 13 de marzo se leerá y discutirá un informe sobre la situación actual de derechos humanos y democracia en Nicaragua y enseguida se emitirá un proyecto de resolución.

Ramón Jáuregui Atondo, diputado del Parlamento Europeo

Ramón Jáuregui Atondo, diputado del Parlamento Europeo, presidiendo la conferencia de prensa brindada en Managua. LA PRENSA/ÓSCAR NAVARRETE

El Parlamento Europeo puso en agenda para los días 13 y 14 de marzo, discutir y aprobar una resolución sobre la situación de derechos humanos en Nicaragua.

De acuerdo a la agenda oficial de la semana del 11 al 14 de marzo en el Parlamento Europeo, el día 13 se leerá y discutirá un informe sobre la situación actual de derechos humanos y democracia en Nicaragua y enseguida se emitirá un proyecto de resolución.

Al día siguiente, 14 de marzo, se votará en plenario el proyecto de resolución sobre la situación del país, el cual contempla sanciones no especificadas aun en el documento a sancionarse.

El europarlamentario Ramón Jáuregui publicó un tuit sobre la situación: “Muy preocupado por la interrupción del diálogo en Nicaragua. Estamos negociando el texto de la resolución que aprobará el Parlamento Europeo esta semana y esta noticia trae demasiadas dudas sobre la voluntad del gobierno en las negociaciones. La libertad de los presos es una condición necesaria del diálogo”.

La Policía Orteguista todos los días asedia a familiares de reos políticos que llegan a esperar noticias de sus hijos, hermanos y esposos en las afueras del complejo judicial. Les hacen fotos, videos y amenazan.
LA PRENSA / ARCHIVO

Lea además: Presidente del Parlamento Europeo advierte «que llegaran las medidas» si Nicaragua no detiene la represión

Jáuregui fue el jefe de la misión parlamentaria que viajó a Nicaragua del 23 al 26 de enero, para evaluar in situ la situación de derechos humanos. Tras una serie de reuniones con diversos sectores, la misión concluyó que nunca hubo golpe de Estado como argumenta el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo y que sí hubo abuso de la fuerza y violaciones masivas de derechos humanos.

En las conclusiones, la misión planteó la necesidad de un diálogo con ciertas condiciones mínimas por parte de la dictadura: libertad de los presos políticos, cese de la represión policial y restablecimiento de la democracia.

 

 

En ese informe concluyeron que si no el régimen no tomaba en cuenta estas medidas, el Parlamento Europeo contemplaría sanciones antes de finalizar marzo.

A la fecha, salvo la liberación condicional de un poco más de 100 presos políticos, ninguna de las condiciones básicas para el diálogo se han cumplido pese al inicio de las negociaciones entre una mesa de representantes del régimen y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

Por esa razón, tanto la Conferencia Episcopal de Nicaragua, como la Alianza Cívica, se han levantado de la mesa de negociaciones, mientras el régimen emite una agenda donde contempla cambios electorales de cara a los comicios de 2021, revisión de los expedientes de los presos (a quienes no reconoce como presos políticos) y “fortalecimiento” de los derechos constitucionales arrebatados por medio de la fuerza policial.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: