El embarazo de Shantall Lacayo en ocho fotos

El niño se llamará Franco. Ha subido 17 libras. Su principal antojo son las rosquillas. Así ha vivido la diseñadora de modas nicaragüense estos casi siete meses de embarazo

La diseñadora nicaragüense, Shantall Lacayo. LA PRENSA/INSTAGRAM

«El tiempo de Dios es perfecto… es un niño». Con esa frase, acompañada de una fotografía, la diseñadora nicaragüense Shantall Lacayo dio a conocer a sus seguidores, el 21 de diciembre de 2018, que estaba embarazada. En ese momento tenía cuatro meses, ahora está por cumplir siete.

Vea también: Así fue el bautizo de baby Vale, la hija de Valeria Sánchez

«Estamos felices», dice Shantall, quien el 6 de diciembre de 2015 se casó por el civil con el fotógrafo profesional Jorge Sans, y el 19 de marzo de 2016 lo hicieron por la iglesia. Agrega que ha sido un embarazo tranquilo, y que el niño se llamará Franco.

Confiesa que los primeros tres meses fueron horribles, porque hubo mucho mareo y asco, «pero dentro de todo me fue bien, porque en ningún momento vomité «.

En medio del embarazo le surgió la oportunidad de presentar su última colección que tiene por nombre «Génesis», y es una propuesta para otoño-invierno 2019, que presentó como parte de los creativos latinoamericanos en la plataforma Fashion Designers of Latin America (FDLA) en la Semana de la Moda en Nueva York en febrero pasado. Este fue su regreso a las pasarelas, después de cancelar su participación en el  Miami Fashion Week en mayo de 2018 y a finales de 2017 presentar en Panamá su colección inspirado en My Little Pony.

«Hacer una colección lleva mucho estrés, es un reto, aceptar fue difícil… Yo tenía planeado llevar mi embarazo más tranquilo, desde mi casa, sintiendo las pataditas del bebé, pero era una oportunidad que no podía rechazar y entonces trabajamos a distancia con el equipo de Nicaragua. Fue todo un éxito. Ya la colección está en Miami y hay varias tiendas interesadas», comparte Lacayo.

Lo lindo de su embrazo, dice, es que su «guerrerito» ha estado junto a ella en todo el proceso, desde realizar una colección hasta lo que implica mudarse a un país nuevo y empezar de cero». La diseñadora vive ahora en Miami. A finales de mayo de 2018 en una entrevista con Univisión, Shantall le pidió a Camila Ortega que le diga a su papá Daniel Ortega, que cese la represión que ejercen las turbas paramilitares orteguistas contra los pobladores que se manifiestan en las calles. Ambas trabajaban en el proyecto Nicaragua Diseña.  Desde ese momento vive fuera de Nicaragua.

A inicios de febrero se fue de vacaciones a la nieve y cuenta que se cayó de la tabla. Pasó llorando todo el día por la sensación de culpa. «Fue una irresponsabilidad, pero como estás acostumbrada a tener una vida activa no te das cuenta que cuando estás embarazada tenés que dejar a un lado algunas cosas por el bienestar del bebé».

El embarazo de Shantall ha sido bastante tranquilo, aunque no ha descansado lo que quisiera. Ella, su esposo y la familia están felices por esta gran bendición. «Me parece mentira que finalmente entrando a mis 35 años voy a empezar a experimentar esta nueva etapa de mi vida», dice la futura mamá que ha subido 17 libras y que al escuchar la palabra rosquillas se le hace agua la boca.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: